Coin recapacita y se disculpa ante sus primeros usuarios

EmpresasRegulación
coin

Tras un importante retraso de varios meses y un más que desafortunado anuncio de que los usuarios tendrían que pagar nuevamente para obtener la versión definitiva, finalmente la compañía ha decidido disculparse y dar marcha atrás.

A pesar de que parecía que todo estaba listo para que la tarjeta magnética “inteligente” Coin pudiera empezar a usarse de forma masiva en EEUU y otros países, finalmente los problemas acabaron con el optimismo y tuvieron que retrasar su lanzamiento oficial hasta la próxima primavera ya que tenían que hacer cambios en el hardware. Pero eso no fue lo peor, avisaron a los primeros usuarios que tendrían que pagar otros 30 dólares para la versión final.

Coin es una tarjeta que cuenta con un sistema interno que permite guardar los datos de hasta 8 tarjetas de banda magnética, de forma que a través de Bluetooth se comunica con nuestro smartphone para gestionar los datos, aunque a la hora de pagar con ella no necesitamos tener el smartphone ni ninguna conexión de datos, funcionando como una tarjeta de banda magnética convencional.

En su primera versión Coin costaba 100 dólares, pero los cambios obligados de hardware para asegurar la compatibilidad con todos los sistemas e incluir la función de aviso de pérdida por Bluetooth necesitan otro dispositivo que, en un primer anuncio, según Coin tendrían que pagar los 15.000 primeros usuarios que ya lo habían adquirido. Ante el retraso, las peticiones de Coin de que los usuarios tuvieran que volver a pagar fue la gota que colmó el vaso para muchos y las críticas se expandieron por Internet. Coin ha respondido a las críticas disculpándose y asegurando que finalmente no será necesario pagar más, por lo que la compañía asumirá los gastos.

Todas estas polémicas han dejado bastante perjudicada a Coin, y el hecho de que todavía no cuente con EMV no sólo limita su uso fuera de EEUU, ya que sólo vale para banda magnética, sino que crea cierta incertidumbre si finalmente el dispositivo podrá tener éxito en el futuro en su posible expansión internacional.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor