Colas Mini y existencias Mini en el primer día de venta del iPad Mini

Empresas

A diferencia de otros lanzamientos comerciales como el del iPhone5 en el que las colas eran multicentenarias, los clientes pasaban la noche ante la puerta del Apple Store más cercano y horas después de una temprana apertura aún quedaba una nutrida multitud aguardando pacientemente su turno, esta mañana el inicio de las ventas del iPad Mini se ha despachado en menos de media hora. Poca gente haciendo cola y muy pocas unidades (unas 40 en el caso del Apple Store de Murcia) que enseguida se han agotado.

Se puede hablar de un éxito de ventas si en menos de media hora agotas todas las unidades disponibles en la tienda.

Pero quizá esa afirmación sea algo más discutible si los dispositivos disponibles no llegan al medio centenar y tampoco quedan docenas de clientes a los que repartirles las habituales tarjetas de reserva que tiene previstas Apple para estos casos.

Cuando el 28 de septiembre el iPhone5 llegó a España, como ya te contamos aquí en Itespresso, varios centenares de personas hacían cola desde bien temprano, la cola se mantenía muy nutrida hora y media después de la apertura de la Apple Store, en el caso de Murcia, a donde acudieron incluso clientes desde provincias limítrofes (Albacete, Alicante y Almería). No ha sido así, ni de lejos, en el caso del iPad Mini.

Bien es cierto que no es un dispositivo que concite tanta expectación como el smartphone de Apple pero al parecer la misma marca ya preveía una respuesta mucho menor a la demanda del tablet pequeño puesto que según hemos podido saber al menos en la tienda de Murcia en pocos minutos se vendieron las pocas unidades que había a unos pocos clientes que al menos tuvieron la suerte de no tener que madrugar demasiado para acceder de los primeros.

En esta ocasión el personal de la tienda, muy amablemente, eso sí, no nos permitió la entrada a una tienda vacía media hora después de su apertura extraordinaria para la ocasión a las 8:00 am. Si en ocasiones anteriores pudimos deambular libremente, hacer fotografías de los dispositivos y hablar con los clientes en esta ocasión no pudimos hacerlo pero tampoco había mucho que contar ni nadie con quien hablar aparte de algún cliente rezagado y frustrado que a las 8:30 tenía que volverse a su casa con las manos vacías y sorprendido preguntándose cómo no había ni medio centenar de unidades a la venta el día del lanzamiento de un nuevo producto de Apple.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor