Comcast gasta 336 millones de dólares al intentar comprar Time Warner Cable

Adquisiciones y FusionesEmpresas

El intento de Comcast por hacerse con Time Warner Cable finalmente no sólo no ha dado sus frutos, sino que además le ha terminado costando a la empresa 336 millones de dólares.

Un desastre, así se podría calificar la operación de compra fallida de Time Warner Cable por parte de Comcast. La conocida empresa de cable buscaba hacerse con Time Warner Cable desde hace un tiempo, como fórmula para darle energía a su languideciente negocio de televisión por cable, al que cada vez le van comiendo más terreno servicios como Netflix y otros similares.

A pesar de los intentos de Comcast, finalmente la operación de adquisición de Time Warner Cable ha fracasado y no ha seguido adelante, pero lo peor es que se han gastado 336 millones de dólares en intentarlo, 99 de los cuales sólo en este último trimestre.

¿En qué se ha gastado todo este dinero si finalmente no ha comprado la empresa? Pues en gastos asociados de la operación, que incluyen las tarifas legales, la contratación de personal, las campañas de lobby, etc…

Estos gastos suponen un varapalo más para Comcast al que se une el hecho de que, aunque han obtenido más de 2.000 millones de beneficio en este cuatrimestre, sus suscripciones de cable para televisión están decayendo bastante. De hecho, lo que está aumentando son las conexiones de banda ancha, hasta el punto en el que podría llevarles a contar con más suscriptores de Internet que de cable.

Esta situación demuestra como la situación está cambiando en el mercado y cada vez tienen más interés por parte de los usuarios los servicios de streaming por Internet, algo que a la larga podría situar a Comcast en una situación delicada si no encuentran una solución que resulte más atractiva para los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor