Comma, la startup que aporta conducción asistida por 999 dólares

Innovación

Con el sector de los coches autónomos en plena efervescencia, la startup Comma, fundada por George Hotz, plantea un kit para añadir conducción asistida a un coche por 999 dólares.

Todavía queda bastante tiempo para que podamos ver coches autónomos en nuestras calles, pero poco a poco los sistemas de conducción asistida van mejorando y aportando más funciones. Uno de los más conocidos es el de Tesla, Autopilot, que a pesar de la polémica de su primer accidente mortal hace unos meses, ha tenido una gran acogida.

El problema con los coches autónomos, además de las complicaciones legales y técnicas, es que requieren la compra de un coche nuevo, lo que supone un coste considerable para el usuario. Aunque ya hemos visto varios sistemas en kit que permitirán reconvertir vehículos, como la propuesta de Otto para camiones, empresa que ha comprado Uber y que será clave para su flota de taxis autónomos.

La startup Comma, fundada por el conocido hacker de Playstation y iPhone, George Hotz, tiene previsto poner a la venta su primer kit de conversión de vehículos a conducción asistida antes de que acabe el año. El sistema permitirá funciones parecidas a las de Autopilot, de Tesla, y según el propio Hotz pueda llevar al conductor de Mountain View a San Francisco sin necesidad de tocar el volante o los pedales.

El kit, con un coste inicial de 999 dólares y una suscripción mensual de 24 dólares, cuenta con un dispositivo que se coloca en lugar del retrovisor, y cuenta con un procesador, una cámara y una pantalla. Junto con la cámara, Comma utilizará los datos de los sensores de distancia del coche, por lo que no será compatible inicialmente con todos los vehículos, pero irá aumentado su compatibilidad en los próximos meses.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor