Cómo convertir el iPhone en una cámara de fotos

Empresas

Te damos algunos consejos para usar el teléfono como cámara y visualizar a posterior las imágenes tomadas.

1. Tomar fotografías

Aunque existen teléfonos móviles con cámaras mucho más sofisticadas, la del iPhone cuenta con la nada despreciable resolución de dos megapíxeles.  Pese a que carece de flash, de la opción de filmar videoclips o de funciones de edición avanzada, el iPhone también cuenta con otra gran baza: su impresionante pantalla de 480×320 píxeles, inigualable a la hora de visionar las imágenes.

A la hora de tomar fotografías con el móvil estrella de Apple, lo primero que tendrás que hacer será pulsar el icono Cámara, situado en la parte superior derecha de la pantalla de inicio.

Después, deberás mantener la vista fija en la pantalla: primero verás algo similar a un objetivo de cámara cerrado; en un segundo se abrirá, mostrando una ventana en la que aparece lo que ve la lente de la cámara. En ese momento, el iPhone ya estará preparado para que apuntes a aquello que desees inmortalizar.

Para tomar la fotografía, pulsa el icono Cámara, situado en la parte inferior de la pantalla, para disparar. El objetivo se cerrará durante un instante, así que debes procurar no moverte. Cuando vuelva a abrirse, verás la imagen que has tomado antes de que la pantalla vuelva a adoptar el modo visor.

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta cuando te dispongas a tomar fotografías con el iPhone es la gran sensibilidad del botón de la cámara, por lo que deberás pulsarlo con extremada suavidad si quieres evitar más de una fotografía involuntaria.

Asimismo, si te cuesta mantener la cámara estable, en lugar de pulsar el icono Cámara una sola vez, mantenlo pulsado hasta que estés listo para hacer la foto. Por otra parte, si al hacer las fotos colocas el iPhone de lado, las imágenes se guardarán en modo panorámico.

2- Importar y visionar

El iPhone no sólo permite guardar las imágenes tomadas con el propio teléfono, sino que también puedes importarlas de tu ordenador.

Para ello, deberás conectar ambos aparatos y pulsar en el iPhone la pestaña Fotos del panel Resumen. Después, activa las casillas necesarias para especificar las imágenes que deseas sincronizar, o elige Todas las fotos si dispones de suficiente espacio libre para guardarlas.

Hecho lo anterior, ya puedes visionar las imágenes. En primer lugar, pulsa desde la aplicación Cámara  el nombre del álbum de fotos que quieras ver (el iPhone trae por defecto un álbum denominado Carrete). O bien, pulsa en la pantalla de inicio el icono Fotos y, a continuación, la colección que estés buscando en Álbumes de fotos.

Hecho lo anterior, navega por las imágenes en miniatura del álbum hasta que encuentres la imagen que deseas visualizar y pulsa sobre ella para que ocupe toda la pantalla.

Después, vuelve a pulsar la pantalla para que aparezcan los controles de imagen (si quieres que desaparezcan, vuelve a pulsar la pantalla o espera unos segundos). Para volver al modo cámara, asegúrate de que se ven los controles y luego pulsa el icono Cámara (o pulsa el botón Inicio y luego el icono Cámara).

Finalmente, para volver a ver las imágenes en miniatura, asegúrate de que aparecen en pantalla los controles de imagen. Después, selecciona la colección de imágenes que desees visionar, cuyo icono estará situado en la esquina superior izquierda.



3- Pases de diapositivas

Los que solemos ver nuestras fotos en el ordenador nos hemos acostumbrado a los cómodos pases de diapositivas, una función que también se encuentra disponible en el iPhone.

Para activarla, elige una colección de imágenes de la lista de Álbumes de fotos. Para ello, pulsa el icono Fotos en la pantalla de inicio, o elige el álbum en cuestión dentro de la aplicación Cámara.

Si ves el botón Reproducción en la parte inferior de la pantalla, púlsalo y el pase de diapositivas comenzará. Por el contrario, si no ves el citado botón, selecciona una de las fotografías en miniatura y aparecerá (tal vez tengas que pulsar sobre la imagen hasta dos veces para conseguirlo).

También conviene destacar que los pases de diapositivas disponen de varios Ajustes que pueden modificarse. El primero de ellos, denominado Visualizar durante, cuenta con cinco opciones: dos, tres, cinco, 10 y 20 segundos. Una vez elegida la duración, pulsa el botón Fotos para volver a la pantalla principal de los ajustes de fotografías.

Otro efecto es el de Transición, que a su vez dispone de otras cinco variables: cubo, disolución, onda, barrido horizontal y barrido vertical.

De igual modo, activando la opción Repetición conseguirás que la proyección continúe en forma de bucle hasta que decidas detenerlo. Finalmente, la función Aleatorio permite visionar las imágenes sin ningún orden predeterminado..

Para salir de la pantalla de Ajustes, pulsa el botón Inicio y regresarás a la pantalla principal.

Por último, conviene destacar que existe la opción de acompañar las proyecciones con música de fondo. Basta con que antes de iniciar un pase de diapositivas pulses iPod e inicies la reproducción de una o varias canciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor