Cómo crear una estrategia online a prueba de algoritmos

MarketingPublicidadRedes Sociales

El último cambio en el algoritmo de Facebook enfadó a muchos responsables de social media, pero ¿es importante?

Ocurrió hace casi un mes: Facebook daba la gran noticia que a los usuarios les importaba más bien poco -aunque era sobre y para ellos -y que hacía que los negocios entraran en pánico. El algoritmo del feed de noticias cambiaba para dar más prioridad a lo que comparten amigos y contactos que a lo que publican las páginas de Facebook. ¿El apocalipsis?

En realidad, no. Hay varias cosas que hay que tener en cuenta antes de entrar en pánico y una es que Facebook siempre se ha presentado como un servicio personal a los usuarios y no como una plataforma para que las empresas se publiciten gratis. Porque sí, Facebook necesita dinero y no se lo va a pedir a sus usuarios. Su mensaje fue siempre que quien quiera de verdad sacarle partido económico a la red social, lo haría mejor pagando. Y, sin embargo, las empresas se enfadan como si tuviesen derecho a no gastar ni un euro.

Es importante recordar, además, que el cambio introducido por Faceboook en el algoritmo no es nuevo: ya antes, solo el 2% del contenido orgánico de una página alcanzaba a sus seguidores. Esperar que ni Facebook, ni Google, ni otros lugares tecnológicos en los que una empresa puede publicitarse no cambie es de alguna forma esperar su muerte. ¿El secreto de una estrategia online a prueba de todo? La adaptación constante.

1. Da tiempo a tu social media manager para estar al día. Querer que tu director de social media esté todo el día pendiente de tus peticiones para actualizar las redes sociales no es compatible con esperar que sepa responder de forma rápida a un cambio de algoritmo. Asegúrate de que tiene tiempo para mantenerse al día y estar preparado.

2. Proporciónale acceso a recursos y formación. ¿Qué es hoy día un social media manager que no sabe nada de edición de vídeos? En un momento en el Facebook está lleno de imagen en movimiento y en el que espera que las páginas los usen, tanto en diferido como en directo, esa carencia se notará mucho. Al estar al día, el director de social media sabrá cuáles son las capacidades que deben tener él o su equipo. Escúchalo cuando te lo comunique y hazle caso.

3. Olvida las revisiones infinitas. Triunfar en redes sociales ahora mismo pasa por dejar al responsable de las plataformas investigar y experimentar. El social media es algo cambiante y espontáneo, por lo que no se puede esperar que sus encargados tengan que esperar a la aprobación de todos los contenidos por parte de la directiva. Confía en tu equipo y recuerda que sí, es posible que haya cosas que no se lancen exactamente como querrías, pero que los usuarios no lo analizan todo tanto como tú. Y la próxima actualización hará que la anterior se olvide.

4. No esperes que la estrategia no cambie. Esto en realidad vale para cualquier aspecto del negocio: se crea una estrategia, sí, pero esta no debería ser nunca estática, porque las empresas no se mueven en entornos estáticos. En el caso del social media, los algoritmos cambian, las plataformas evolucionan, y algunas pierden peso mientras que otras lo ganan. Que tu equipo sepa que la adaptación es la palabra más importante y que la puedan llevar a cabo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor