Cómo Facebook puede ayudar a Twitter en su salida a bolsa

CloudEmpresasMarketingRedes Sociales

La red social, que realizó su OPV hace algo más de un año, ofrece a Twitter una guía cosas que no hacer y ayuda creando confianza entre investores ahora que por fin se han enderezado en bolsa.

Apenas unas horas antes de que Twitter anunciara que había iniciado el proceso para salir a bolsa, Mark Zuckerberg hablaba en la conferencia TechCrunch Disrupt sobre la posible OPV de la red de microblogging. Los animaba explicando que no había nada que temer y contaba que haber pasado “un primer año terrible” los había hecho mucho más fuertes. Pero admitía que posiblemente fuese “la última persona” a la que cualquiera quisiera pedir consejo sobre cómo hacer una salida a bolsa tranquila.

No obstante, la experiencia de Facebook sí ofrece a Twitter una guía sobre qué no hacer. Todos los errores que marcaron la salida a bolsa de Facebook (demasiadas acciones a un precio demasiado alto, cambios a la baja de sus previsiones de ingresos por publicidad a última hora, además de los fallos técnicos de NASDAQ) seguro que están muy presentes en Twitter para intentar no repetirlo. Ahora a Facebook ya no le va tan mal en bolsa, pero el primer año fue tan terrible que pocos querrían repetirlo.

Así, en Twitter seguramente tengan subrayado en rojo en su agenda para la OPV intentar controlar las expectativas que se vayan creando alrededor de la salida a bolsa, empezar vendiendo menos acciones y a un precio más bajo, restringir el número de títulos que cada persona pueda vender en el mercado privado. ¿El objetivo? Que la salida a bolsa sea tranquila y que no se cree una burbuja como la que se creó con Facebook. Si el proceso y el crecimiento es gradual, será más fácil acabar como Linkedin que como Grupon.

El momento ideal: los inversores vuelven a confiar en las redes sociales

Pero Facebook no solo ayuda a Twitter en esta salida a bolsa a través de todo lo que hizo mal en el pasado. El presente de la red social de Mark Zuckerberg en bolsa crea también una situación favorable para que una nueva red social se convierta en una compañía pública. Tras un primer año desastroso, con el precio de las acciones siempre por debajo de su precio de salida, Facebook ha logrado enderezar su rumbo en bolsa y lleva varias semanas registrando precios record para sus títulos.

Wall Street está por lo tanto recuperando la confianza en los medios sociales, algo que podría ayudar a Twitter en sus primeras semanas. Además, la red de microblogging tiene a su favor otros factores que diferencian su situación de la de Facebook cuando esta salió a bolsa. El talón de Aquiles de la red de Mark Zuckerberg era en aquel momento el mundo móvil, algo en lo que Twitter lleva ya trabajando mucho tiempo. Su modelo de negocio en este sentido parece sólido, con una cifra de crecimiento de sus ingresos publicitarios bastante impesionante.

¿Qué ocurrirá al final? ¿Seguirá Twitter los pasos de Facebook para bien o para mal? La confianza de los inversores parece estar ahí, pero con su OPV Twitter se enfrentará a la clásica situación sin salida de intentar contentar a los accionistas (a través de la publicidad, parece) sin que eso signifique la ira y la fuga de los usuarios. De momento parece que van a intentar ir paso a paso con calma. Quizá ese sea el consejo de Mark Zuckerberg para evitar un primer año de pesadilla.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor