¿Cómo funciona Kinect?

Empresas
0 0

Kinect, el nuevo periférico de Xbox 360 sale a la venta hoy en Estados Unidos dispuesto a revolucionar el sistema de control de las videoconsolas. El EyeToy de Sony fue su predecesor, pero su éxito fue limitado, ¿qué pasará ahora con Kinect tras el megaéxito de la Wii?

Para saberlo tendremos que esperar unos meses, pero lo que si podemos ahora es conocer cómo funciona este dispositivo que es algo más que una simple cámara.

Como buen producto de Microsoft, Kinect ha causado rechazo antes de su venta al público, la razón es prometer especificaciones y precios imposibles que  luego han hecho que el cliente se sienta estafado cuando se le ha dicho que será peor y más caro.

A pesar de tener varias cosas en contra, la única manera en la que podrá ganar en la encarnizada lucha por la detección de movimientos es mostrando su valía. Vamos a ver como funciona esta cámara cuyo prototipo costó 30.000 dólares y su desarrollo cientos de millones.

Las dos funciones básicas de Kinect son una cámara y un micrófono. La cámara permite generar una imagen tridimensional de lo que tiene delante y además reconocer partes del cuerpo humano. Para ello utiliza na especie de sónar de luz infrarroja, gracias al tiempo que tarda en rebotar y volver al dispositivo puede saber la distancia. Gracias a ello tiene gran precisión en la detección de profundidad y no depende tanto de la luz ambiental.

El micrófono estéreo de Kinect capta un campo cónico delante de él, de esta manera no recoge el sonido de la tele y si de quienes están en frente. Gracias a él puede usarse para chatear o realizar comandos de voz usándolo como una forma más de interactuar con la consola.

Vale que Kinect no es todo lo que nos prometieron, de la captura de dedos hemos pasado a capturar sólo hasta las manos, pero a diferencia del Wiimote y Playstation Move, Kinect es un dispositivo que captura al usuario entero y a su entorno, un dispositivo que vale como cualquier tipo mando y que todos pueden usar a la vez. Esperemos que los juegos y aplicaciones estén a la altura.— Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor