Cómo Google quiere construir su propia ciudad

Innovación

Sidewalk Labs, moonshot de Alphabet, estaría planeando la creación primero de un distrito digital en una ciudad existente y, después, de una ciudad desde cero.

Era, en realidad, lo único que les faltaba y un paso lógico si se tiene en cuenta todos sus pequeños proyectos que son aplicables a ciudades. ¿Para qué tener que negociar con ayuntamientos cada paso que quisieran dar y cada experimento que quisieran iniciar? Tener una ciudad propia parece mucho más sencillo.

Esto es lo que parece ser que están tramando en Sidewalk Labs, la rama de Alphabet que se lanzó en junio del año pasado y que busca mejorar la calidad de vida en las ciudades gracias a la tecnología. Según un informe publicado en The Information esta semana, el moonshot de Alphabet estaría trabajando con consultores y urbanistas para ver si es posible construir una ciudad digital desde cero.

La idea es crear una zona en Estados Unidos que sirva como banco de pruebas para nuevas tecnologías: Internet ultrarrápido, coches autónomos, etc. Entre las personas implicadas, unos cien expertos en planeamiento urbanístico liderados por Dan Doctoroff, CEO de Sidewalk y antiguo teniente de alcalde de Nueva York, por lo que se supone que algo sabe de ciudades.

¿Qué conseguirían Sidewalk y Alphabet con la construcción de su propia ciudad? Muy sencillo: la evidente publicidad de poder mostrar los beneficios de su propia plataforma digital para la gestión de las ciudades (permite a los ayuntamientos gestionar cosas como el tráfico o el wifi municipal), y de otros proyectos de Alphabet. Google Fiber y los coches autónomos son dos de los ejemplos más claros.

El principio: solo un distrito digital

Lo de la ciudad, no obstante, parece que es todavía un simple plan de futuro todavía lejano. De hecho, como apuntan en RE/Code, desde Sidewalk Labs han dicho que se trata de pura “especulación” y en Alphabet directamente se negaron a comentar el tema.

Mientras no llega esa ciudad, en Sidewalk Labs están también valorando si sería posible usar como ese banco inicial de pruebas alguna zona de una ciudad ya existente, convertir un distrito en digital. Para ello quieren que distintas localidades (en distintos países) que quieran ser las elegidas (el impulso turístico y de imagen sería muy importante) envíen sus propuestas.

¿Cómo serían ese distrito y esa ciudad digital? Además de los ya mencionados coches autónomos e internet ultrarrápido, la idea sería también poder probar nuevas formas de transporte público y revolucionar el modo en el que en la actualidad los Ayuntamientos gobiernan las ciudades y se relacionan con sus habitantes.

¿Otro efecto colateral? Demostrar algo que muchos expertos en planeamiento urbanístico creen: el valor del terreno en el que finalmente se pruebe esta nueva ciudad o distrito digital se disparará, perspectiva que atraerá a muchos representantes del sector inmobiliario, que querrán hacerse con propiedades en el lugar elegido antes de que suban de precio. Es decir, vivir en esta ciudad de Google no será barato.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor