Cómo hacer que tus empleados remotos formen de verdad parte del equipo

EmpresasGestión empresarial

El teletrabajo es cada vez algo más habitual, pero es más complicado crear una cultura de empresa.

Tener un equipo repartido por varios lugares del país o incluso del mundo es algo cada vez más normal. Las nuevas tecnologías han hecho que la presencia física en una oficina sea estrictamente necesaria en ocasiones muy contadas, por lo que, una vez aceptado que se puede confiar en un trabajador al que no vemos, las ventajas de un equipo remoto, total o parcial, ganan casi siempre a la forma de trabajo tradicional.

No obstante, no todo son ventajas. Uno de los aspectos que más sufre al contar con trabajadores que no pisan nunca la oficina es el de la cultura de empresa y la sensación de pertenencia a un equipo. ¿Cómo crear esa piña con gente a la que solo conoces por email o por Skype? ¿Cómo formar de verdad un equipo cuando no se comparte espacio día a día? Aquí van unos cuantos consejos:

1. Invierte en comunicación. Esto es básico, claro. Por mucho que un chat y videoconferencia nunca vaya a ser lo mismo que la interacción cara a cara, es necesario asegurarse de que la comunicación es lo más fluida y natural posible. Investiga las herramientas disponibles y, lo más importante, utilízalas y anima a todos los empleados a usarlas también.

2. Inclúyelos en la cultura de la empresa. ¿Cómo se van a sentir parte del equipo si se celebran los cumpleaños de todos los empleados que van a la oficina, pero no los de los empleados remotos? Asegúrate de que todas las tradiciones y costumbres que poco a poco han ido modelando la cultura de la firma incluyen a los trabajadores que trabajan desde otros lugares.

3. Organiza encuentros. Una vez al año, por lo menos, sería práctico que todo el equipo se reuniese de forma física. Puede ser una semana en la que se combine trabajo con actividades de team-building, por ejemplo. En la medida de lo posible, intenta que le viaje sea sencillo y posible: la empresa debe costear el transporte y el alojamiento.

4. Convierte a tus empleados remotos en representantes locales de la empresa. Una forma de aumentar el compromiso con una firma en la que se trabaja de forma remota es hacer que sus empleados sean sus representantes dondequiera que estén. Anímalos a asistir a conferencias, incluso como ponentes, a ofrecer cursos, etc.; todo llevando el nombre de la empresa por delante.

5. Moléstate en conocerlos como personas. A los trabajadores que van a la oficina es más fácil conocerlos debido al roce diario, pero es fácil que los empleados remotos sean durante mucho tiempo perfectos desconocidos. Esfuérzate por que esto no sea así: sentirán que se les valora más, se verán más dentro del equipo y trabajarán mejor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor