Cómo mandar al espacio un pequeño astronauta por un puñado de dólares

Empresas

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=MQwLmGR6bPA&feature=player_embedded[/youtube]

Los lanzamientos espaciales no son cosa de “estar por casa”, y ante la crisis generalizada que vivimos la NASA lleva tiempo recortando presupuestos e intentando contener de alguna manera los ingentes gastos que supone poner en órbita cada uno de sus cohetes, satélites y astronautas.

Desconozco si Canadá cuenta con un programa aeroespacial desarrollado (que va a ser que no, me parece), pero sus habitantes tienen soluciones low cost para estas lides. Dos adolescentes de Toronto invirtieron un poco de dinero para mandar en misión espacial a un pequeño compatriota, una figurita de Lego que muestra orgullosa la bandera canadiense mientras conquista el espacio exterior, o casi.

Y decimos “casi” porque hablando con propiedad este pequeño canadiense no llegó ni mucho menos al espacio exterior, aunque sí alcanzó la nada desdeñable altura máxima de 24 kilómetros (donde encontramos la estratosfera, que abarca aproximadamente de los 11 a los 50 kilómetros de altura). Eso sí, este viajecito de diseño casero y construcción artesanal sirvió para conseguir preciosas imágenes y vistas excepcionales desde la estratosfera, todo un orgullo para la nación de la bandera de la hoja de arce roja.

Estos estudiantes se hicieron con un globo meteorológico, al que equiparon con cámaras, un móvil GPS y un pequeño tripulante amarillo (lanzar al espacio un fornido integrante de la Policía Montada seguramente hubiera disparado los gastos), e invirtiendo solo 500 dólares y unos meses en el diseño del proyecto consiguieron tener éxito en su cometido.

Después de asegurarse que el viento mantendría su “aeronave” sobre suelo canadiense (e intentando que no cayera tampoco sobre el agua) soltaron el globo con la esperanza de que este pudiera tomar unas buenas imágenes. Después de un vuelo de aproximadamente dos horas de duración, el teléfono GPS informó del retorno exitoso de la nave que pudieron recuperar a unos 120 kilómetros de distancia de la base de lanzamiento.  ─ [Laughinsquid y YouTube]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor