Cómo mantener la privacidad online en 5 pasos

EmpresasSeguridad

La ex agente del FBI Mary Galligan, experta en seguridad informática, ha elaborado un pentálogo de sencillas precauciones para proteger nuestra privacidad.

Spyware, hackers, robos de información, contraseñas destripadas, datos al alcance de cualquiera… Mantener la privacidad online se hace más difícil de día en día, pero con unas sencillas precauciones se puede limitar o incluso evitar el acceso de intrusos a nuestros datos. Así lo explica la ex agente del FBI Mary Galligan, actual consultora de seguridad y privacidad en Deloitte, que ha resumido en CNN Money estas 5 claves para proteger nuestra privacidad:

1. Cambie las contraseñas una vez al mes. Puede parecer incómodo, pero las contraseñas son las llaves de nuestra vida. Si un cibercriminal tiene acceso a nuestro correo electrónico o a cualquier otra  cuenta en línea, es sorprendentemente fácil para él tener acceso a otros ámbitos. Nuestras contraseñas pueden quedar comprometidas periódicamente. Más allá del agujero conocido como Heartbleed, Adobe, AOL, eBay, Kickstarter y Yahoo! han tenido importantes fallos de seguridad en los últimos meses.

2. Proporcione información de contacto incorrecta al momento de pagar. Cada vez que un empleado de una tienda le pide su código postal o número de teléfono, esta información se agrega a su base de datos. De este modo, los comercios tienen bases de datos que muestran dónde vivimos, nuestro salario, historial de crédito y fecha de nacimiento.  Recientes ciberataques como el que sufrió la tienda online Target muestran que las empresas no siempre son cuidadosas a la hora de guardar esa información.

3. No mostrar documentos de identidad. Si es necesaria una fotografía para verificar nuestra identidad, no se debe enseñar nunca el permiso de conducir (a esto habría que añadir el DNI y el pasaporte). Estos documentos muestran la dirección y fecha de nacimiento.

4. No usar aplicaciones bancarias. Hay que ser especialmente cuidadoso con el acceso a la cuenta bancaria. Aunque la mayoría de las tarjetas de crédito tienen protección contra el fraude, las cuentas de ahorros no. Debido a lo fácil que es que un equipo se infecte con malware espía, no es recomendable tener la tienda y el banco online en el mismo equipo, incluyendo el smartphone.

5. Tener una cuenta de correo electrónico sólo para el correo basura. Probablemente la precaución más extendida de las cinco. Cuando una web o un foro nos exijan una dirección de correo electrónico, no hay más que darles la cuenta de la basura. Así evitaremos que nuestra cuenta habitual sea bombardeada con spam y anuncios molestos y la protegemos del phishing. Y si esas los ciberdelincuentes hackean la cuenta B, la principal seguirá siendo segura.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor