Cómo meter la mano en nitrógeno líquido y no perderla [Veredicto: por si acaso NO hacer esto en casa!!!]

Empresas
0 0

No es muy frecuente tener cerca nitrógeno líquido, pero si recuerdas lo que le pasaba al T-1000 en “Terminator II” seguramente serás un chico listo y ante la menor presencia de tal elemento en tus proximidades recordarás esa visita que tienes pendiente hacer a tu tía Enriqueta.

Tal vez no hayas oido nunca hablar del efecto Leidenfrost, pero hay alguien que no solo lo conoce sino que cree fervientemente en él, y para demostrarlo ha metido su mano en un tanque de nitrógeno líquido, conocedor de que no le ocurriría nada malo. ¿Deseas saber más?

Una sustancia a unos 200º bajo cero no parece el mejor lugar para tener la mano metida, ni siquiera por un instante, pero eso es porque aunque te crees muy listillo hay alguien que lo es más que tú y conoce el efecto Leidenfrost, enunciado por Johann Gottlob Leidenfrost.

La página web PopSci cuenta con el osado Theodore Gray, un auténtico creyente en la ciencia que no ha dudado en probar su fe con tan espectacular experimento. En sus propias palabras “al sumergir la mano en el nitrógeno líquido apenas si llegué a sentir frío”. Podéis comprobarlo en este espeluznante video.

Y ello es porque este efecto es el mismo que permite que cuando gotas de agua caen sobre la superficie de una sartén que está a alta temperatura en lugar de evaporarse rebotan en una delgada capa de vapor. Según Gray, la técnica solo funciona si hay rapidez de por medio, es decir, metes la mano en el tanque de golpe y la sacas de golpe antes de que desaparezca evaporada esa “capa protectora”.

Gray dice que el mismo efecto también protegería tu mano si la metes y la sacas muy rápidamente de un caldero de plomo hirviendo. No sabemos si se atreverá a demostrarlo, pero por favor, por si acaso, no intentéis esto en casa… o en la fundición. ─Antonio Rentero [PopSci]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor