Cómo quedarte ciego temporalmente

Empresas

Si alguna vez te has preguntado cómo sería carecer del sentido de la vista hoy en Itespresso te vamos a enseñar a “hackear” tu cuerpo momentáneamente para quedar cegado. No hay efectos secundarios y no necesitarás limpiar manchas de sangre ni realizar ningún tipo de cirugía. Emplea con precaución el siguiente truco que te vamos a desvelar y de paso conoce un poco más el funcionamiento de tus órganos visuales.

No necesitarás demasiada práctica para conseguir el resultado esperado con la siguiente técnica que te vamos a proponer, pero también te advertimos que no te dediques a repetirlo contínuamente no vayas a tener que buscar trabajo en la ONCE con la tontería de la curiosidad, que al gato lo mató pero igual a ti de deja ciego para siempre jamás.

El truco se basa en la saturación sensorial, un poco al estilo de lo que sucede cuando detectas un olor intenso y al cabo de un rato “te acostumbras”. En realidad el olor no ha desaparecido pero la pituitaria se satura y termina por “no hacer caso” de ese estímulo.

En este caso se trata de saturar sensorialmente los receptores de tu retina. El método es el siguiente: con firmeza (pero sin pasarte, no te vayas a reventar un ojo, machote) tienes que sujetar el globo ocular con el pulgar y el índice. La idea es inmovilizarlo de manera que permanezca la mirada fijada en un punto concreto. También tienes que conscientemente concentrarte en enfoca un único punto, pero los pequeños movimientos involuntarios que pudieran producirse quedan anulados con esa “pinza”.

Los dedos debes apoyarlos sobre el párpado, no me seas burrico y metas los dedazos en el propio ojo.

Practica varias veces hasta que compruebes que efectivamente puedes mantener el ojo inmóvil en una posición fija. Ahora llega el turno de cerrar el otro ojo, si quieres estar más relajado para no tener que hacer el pequeño esfuerzo de mantenerlo guiñado puedes ponerte un parche o un antifaz.

Y ahora viene lo divertido. Siéntate en un lugar cómodo, relájate, comienza a sujetar el ojo como has practicado y no pierdas el enfoque en el punto elegido. En unos segundos comenzarás a ver como todo se vuelve borroso de manera gradual. No pestañees, no cambies el enfoque, procura mantener el globo ocular en la misma posición. No pasarán muchos segundos hasta que todo se borre ante ti quedándote ciego aunque tu ojo, perfectamente funcional, está completamente abierto.

No te asustes, para revertir el efecto bastará con soltar el ojo y comenzar a moverlo.

¿Cuál es la explicación? Recuerda lo que te hemos comentado de la pituitaria, se trata de saturación sensorial. Cuando los receptores del ojo llevan tiempo recibiendo la misma información comienzan a descartar por irrelevante lo que no varía. Podría asimilarse a los vídeos muy comprimidos que no refrescan los píxeles de la zona que no cambia sustancialmente de un fotograma al siguiente.

Si van pasando los segundos y la información que se recibe permanece inalterada los receptores del ojo gradualmente van enviando menos información “nueva” al cerebro hasta que llega un momento en que no se produce ese “refresco” de imagen. El resultado es que “dejas de ver”.

¿Cómo te sientes ahora que has logrado hackear tu propio cuerpo? ─[Mindhacks]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor