Cómo reconquistar al cliente con marketing automation

CRMMarketing

Con campañas de recuperación de clientes que usan emails personalizados se puede reducir hasta un 90% la tasa de abandonos.

El email y las newsletters son algunas de las principales herramientas de marketing que las empresas utilizan para conectar con su público e informarle de nuevos productos o servicios y mantener así su relación. Pero a veces este canal no es tan efectivo, ya que cerca del 60% de los suscriptores se dan de baja de las newsletter cuando reciben emails masivos sin contenido relevante.

Cuando esto sucede, suele darse por hecho que el cliente ha desertado y no habrá vuelta atrás. Sin embargo, si una vez estuvo interesado por aquello que la empresa ofrecía, ¿por qué no hacer que vuelva a recuperar ese interés? Para ello se pueden poner en marcha las campañas de recuperación de clientes con emails personalizados. Para llevar a cabo una campaña eficaz aplicando el marketing automation, la empresa española de marketing digital Emred señala una serie de consejos:

1. Elige la herramienta adecuada. Antes de llevar a cabo una campaña hay que elegir la herramienta de marketing automation con la que trabajar. Esta se encargará de hacer un análisis avanzado del comportamiento del cliente, enviará los emails dinámicos personalizados y automatizará todos los procesos. El responsable de la campaña solo tendrá que pensar en las creatividades.

2. Identifica a los clientes inactivos. Los inactivos son aquellos que no abren, no leen o no hacen clic en los emails. Hay que identificarlos y averiguar por qué ya no interactúan con la empresa. Para ello se pueden enviar emails dinámicos del tipo “Te echamos de menos” y preguntar los motivos, consiguiendo involucrar al cliente y obtener información valiosa. Además, escribir de manera amable y utilizar el nombre de pila del destinatario te dará más puntos.

3. Cuidado con saturar. Define la frecuencia de visita de los usuarios activos, por ejemplo cuatro meses. Aquellos que no cumplan con esa periodicidad serán considerados como en fase de olvido. Evitamos así la sobreutilización de campañas de recuperación. Para dirigirte a estos, puedes hacerles ofertas agresivas para recuperarlos de nuevo. Eso sí, hay que tener cuidado con no repetir siempre emails con los mismos temas.

4. Cumple con tus promesas. Si un cliente se marchó porque la calidad que ofrecías no era buena no trates de recuperarlos hasta que hayas mejorado. Cuando lo hayas hecho puedes identificar a aquellos clientes que un día se quejaron y enviarles un email personalizado del tipo “Hemos estado mejorando para ti”. De esta manera se sentirán escuchados, valorados y verán que su opinión importa.

5. Limpia la lista. No todos los contactos valen la pena. Siempre hay clientes descontentos, que nunca abren tus emails o nunca entran en la web. Según Return Path, el 20% de los suscriptores son inactivos. Lo mejor es dejarles que se vayan, borrarles de las listas y así conseguir una gestión de clientes más eficiente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor