Cómo vender (bien) en Internet

Movilidad

Pierpaolo Zollo, Director General de Kelkoo para España e Italia, analiza el imparable crecimiento del e-commerce y desvela las claves para una compra segura.

El e-commerce en España está avanzando a pasos agigantados. Si bien la venta electrónica en nuestro país ha tardado un tiempo en arrancar, parece claro que por fin lo ha hecho, y con fuerza.

Según el Informe sobre Comercio Electrónico B2C 2008, realizado por Red.es, las ventas electrónicas presentan un incremento del 71’4% en el último año, con un volumen de negocio que supera los 4.700 millones de euros. Más significativo aún resulta el hecho de que el 93’7% de los usuarios que han realizado compras por Internet, que alcanzan ya los ocho millones de ciudadanos, declaren sentirse satisfechos con las mismas. Crecen las ventas, el número de compradores y su nivel de satisfacción. A la luz de estos datos, podemos afirmar que el miedo a comprar en la Red, ha pasado a formar parte del pasado para los españoles.

La falta de tiempo, la posibilidad de consultar la opinión de otros usuarios, y un bolsillo cada vez más resentido, son las principales razones que han llevado a los usuarios a confiar en el comercio electrónico como forma más cómoda y económica de efectuar sus compras. Billetes de avión, entradas a espectáculos o reservas de hotel: el sector turístico y las actividades de ocio siguen siendo las categorías más solicitadas en la Red, seguidas de artículos de electrónica, libros y revistas, productos de software y ropa y complementos.

Si bien es cierto que el número de compradores en Internet ha aumentado de forma considerable, también lo ha hecho su nivel de exigencia. Así pues, la seguridad y la transparencia de los servicios online serán la mejor carta de presentación a la hora de ganar la confianza de ese inmenso potencial de mercado que supone el comercio electrónico. De esta forma, sólo los portales que dispongan de una forma de pago fiable y ofrezcan información clara sobre los derechos del consumidor, las condiciones de compraventa, y los elementos de seguridad de la web, serán capaces de sacar el máximo provecho a esta nueva tendencia que es ya una realidad.

Siguiendo el estudio elaborado por Red.es, resulta llamativo el hecho de que el 62’8% de los internautas utilice Internet como fuente de información antes de efectuar una compra. Internet es un mundo lleno de posibilidades que, no obstante, hay que saber descubrir. En este sentido, los buscadores de comercio electrónico, a través de la comparación de precios de una gran variedad de productos, constituyen una herramienta única para los usuarios, garantizándoles el ahorro en su compra de forma cómoda, y sobre todo, segura.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor