La compañía de satélites OneWeb recauda 1.200 millones de dólares

EmpresasStartups

La ronda de financiación está dirigida por SoftBank. OneWeb tiene previsto empezar a ofrecer servicios de Internet vía satélite en 2019.

El negocio de la conexión a Internet vía satélite empieza a calentarse. Hace unas semanas Tesla solicitó autorización al gobierno de Estados Unidos para lanzar un servicio de Internet impulsado por miles de satélites sobre la Tierra. Ahora, la empresa británica OneWeb ha recaudado 1.200 millones de dólares en nuevos fondos para poner en marcha un proyecto similar en 2019.

OneWeb, fundada en 2012, ha recaudado 500 millones de dólares de un grupo de inversores que incluye a Airbus, Qualcomm, Virgin, Boeing y Coca-Cola. La ronda de financiación está dirigida por la empresa de telecomunicaciones japonesa SoftBank, que ya ha invertido 1.000 millones en la compañía de satélites.

Fuentes de esta señalaron a TechCrunch que el dinero se utilizará para “apoyar” una planta de producción de satélites de gran volumen que se ubicará en Florida, anunciada a principios de año. El ambicioso proyecto tiene como objetivo producir 15 satélites cada semana con “una fracción del coste de cualquier instalación de fabricación de satélites en el mundo hoy”.

La fábrica de Florida estará terminada en 2018. La compañía dijo que creará cerca de 3.000 nuevos empleos en los próximos cuatro años. OneWeb lanzará los primeros 10 satélites de prueba a principios de 2018, con el objetivo de tener una flota completa de 72 satélites en órbita baja seis meses más tarde. Si todo va bien, el servicio de banda ancha y baja latencia podría estar operativo en 2019, según el fundador y presidente de la empresa, Greg Wyler.

El objetivo último de OneWeb es ayudar a conectar el mundo a través de una miríada de satélites capaces de transmitir Internet de forma asequible a nivel mundial. Esto significa una cobertura mejor y más barata para las redes existentes y una nueva conectividad en áreas del mundo que están actualmente fuera de línea. La compañía quiere asegurar que todas las escuelas tengan acceso a Internet para 2022, además de usar su red como soporte principal para tecnologías emergentes como el Internet de de las Cosas, coches conectados, etcétera.

“Con esta nueva ronda de financiación y basándonos en nuestro rápido progreso técnico durante el año pasado, anunciamos un objetivo mucho más amplio: cerrar la brecha digital en 2027, haciendo que el acceso a Internet esté disponible y asequible para todos”, manifestó Wyler.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor