Comparando el tamaño del sensor de móviles y cámaras todo queda claro

Empresas

El debate está abierto en algunos campos, pero en otros parece claro que el tamaño sí que importa. Uno de ellos es el de la fotografía, especialmente desde que los móviles comenzaron a levar unas cámaras cuyos sensores ofrecían cada vez más megapíxeles, hasta equipararse a cámaras digitales compactas de hace unos años. Si bien está claro que una cámara réflex digital siempre ofrecerá un mejor resultado que una compacta o un móvil, el factor tamaño a la hora de llevarla a cuestas (por no hablar de la facilidad para subir la foto a la red desde el dispositivo) puede hacer que se decante la balanza en favor del sacrificio de unas prestaciones por la portabilidad, pero nunca hay que olvidar que detrás de la calidad (que no el tamaño) de una foto siempre estará el sensor de la cámara, y hoy vamos a comparar el de distintos smartphones con los de un par de cámaras digitales. La diferencia está clara.

Podemos coincidir en que el iPhone4S tiene un sensor que le permite hacer unas fotografías más que decentes, pero palidece cuando comparamos su tamaño con el del sensor de una cámara Canon EOS 5D.

Puede aguantar el tipo en la comparación con una Canon Powershot, donde ya podríamos empezar a discutir si preferimos un sensor algo mejor o la versatilidad de un dispositivo que hace muchas más cosas que fotografiar, pero una DSLR es una DSLR y ahí hay poco que hacer si nos ceñimos a la fotografía que es capaz de obtener uno y otro sensor.

Pero también podemos comparar los tamaños de los sensores de algunos de los smartphones más populares: iPhone4S, HTC One X, Samsung Galaxy SIII resultan tener un sensor de tamaño prácticamente idéntico, con lo que las diferencias ene l resultado habrá que achacarlas al software o la propia fabricación de lente y óptica, mientras que el popular iPhone 3GS está un poco por debajo de los cuatro contendientes principales del trono actual.

Por encima, a una apreciable distancia, queda el enorme sensor del Nokia 808, que con sus proclamados 41 megapíxeles casi suma el tamaño de los cuatro contendientes anteriormente referidos.

Está claro también que un mayor tamaño de sensor supone un dispositivo de mayor tamaño, como deja constancia esta foto de perfil de la “joroba” del 808. Y volvemos al inicio… el tamaño importa, pero no a todo el mundo, con lo que habrá quien ni loco se meta en el bolsillo un cachivache con chepa y quien prefiera decantarse favorablemente por un sensor bien grande si el resultado en las fotografías es satisfactorio. ─[Camera Image SensorPetaPixel]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor