¿Competirán Apple y Google por ser los más seguros y privados?

EmpresasSeguridad
Seguridad

Tim Cook atacó a Google esta semana en una carta abierta por utilizar los datos de los usuarios para vender publicidad. ¿Se volverá Android más privado?

Apple ha tenido un final de verano complicado. Unos hackers lograron traspasar todas las barreras de seguridad de iOS y acceder a los iPhones de algunas celebrities, publicando fotos privadas por todo Internet. Los usuarios de a pie, claro, se preguntaron cómo de seguros estaban sus datos y fotografías en el iPhone e iCloud. Un escándalo así nunca viene bien, pero es especialmente dañino si tienes pensado lanzar unos días más un sistema de pago a través del smartphone. ¿De verdad podemos confiar nuestros datos a Apple Pay?

Había que hacer algo y por eso esta semana Tim Cook dio un golpe en la mesa. La web de Apple estrenó una nueva página dedicada exclusivamente a la privacidad y seguridad de los productos de la compañía, acompañada de una carta abierta escrita por el CEO en la que dejaba un par de cosas claras: no darán acceso a las autoridades a ningún teléfono, ni a contraseñas, ni a cuentas de iCloud (Apple ya no tiene acceso a la información de encriptación), dejarán siempre claro qué se va a hacer con los datos que se piden y el usuario podrá siempre dar marcha atrás, etc.

Pero lo más importante de esa carta no eran tanto todas las cosas que Tim Cook dice relativas a la seguridad o privacidad de los productos de Apple, como el ataque velado hacia Google y Facebook. “Hace unos años, los usuarios de servicios de Internet empezaron a darse cuenta de que cuando un servicio online es gratis, no eres el cliente. Eres el producto”, asegura de forma tajante la carta.

Por si eso no fuese lo suficientemente claro, el siguiente párrafo continuaba con más detalles. “Nuestro modelo de negocio es muy directo: vendemos grandes productos. No creamos un perfil basado en el contenido de tus emails o hábitos de navegacióin para vendérselo a los anunciantes. No “monetizamos” la información que guardas en tu iPhone o en iCloud. Y no leemos tu email o mensajes para conseguir información para anunciarte cosas”. No se menciona a Google ni a Facebook en ningún momento, pero no hace falta.

¿Cogerá Google el testigo?

Lo más interesante de todo esto es que el alcance de sus consecuencias podría ir mucho más allá de Apple. Los usuarios que actualicen a iOS 8 pueden sentirse algo más seguros, sí, pero ¿qué pasa con Android? La pelota está ahora en su terreno de juego: Apple no solo ha insistido en que son mucho más seguros y privados, sino que además se ha comparado con “otros servicios” que no lo son. La lectura de la carta de Tim Cook podría ser fácilmente “En iOS tus datos están a salvo. En Android ya sabes que no”.

El ataque hacia Google debería hacer reaccionar a la compañía, especialmente porque lo que ha hecho Apple es decir en voz alta lo que no es un secreto. Google y Facebook no recogen los datos de los usuarios solo para mejorar el servicio que ofrecen (que también), sino para poder mostrar anuncios mejor dirigidos, para poder ofrecer a los anunciantes una segmentación casi perfecta. Se sabe y se acepta, porque es lo que hay que pagar a cambio de seguir accediendo a esos productos de forma gratuita.

Pero ahora que Apple ha atacado a Google de forma tan directa, ¿no deberían los de Mountain View hacer algo al respecto? Dentro de no mucho presentarán la nueva versión de Android (Android Lollipop), momento en el que debería aprovechar para contestar a Apple: Lollipop debería ser más seguro que iOS 8 y Google debería también dejar claro que no colaborarán nunca con las autoridades, que acceder a los datos será imposible incluso para ellos mismos.

Y todo esto, que la batalla empiece a librarse en el campo de la seguridad, son muy buenas noticias para los usuarios. Que Apple y Google compitan por tener los sistemas más seguros, por ser los que tratan los datos de los usuarios con mayor respeto, que intenten convertirse en un ejemplo a seguir. Está por ver, claro, cómo Google puede recoger el testigo y mantener su modelo de negocio basado en la publicidad. Pero cosas más raras se han visto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor