Comúnicate con tus amigos a través de Line también desde tu ordenador

AppsEmpresasGestión empresarialMovilidadSoftwareSoftware colaborativo

La popular aplicación para smartphones de mensajería instantánea cuenta con sendas versiones oficiales para los equipos Windows y Mac OS X

Aunque se ha popularizado por su utilización como aplicación móvil -estando disponible para los smartphones con sistema operativo iOS, Android, Windows Phone y BlackBerry-, el servicio de mensajería instantánea Line también puede utilizarse en el ordenador.

En su día ya hablamos de que existía la posibilidad, no oficial, de usar WhatsApp en Windows y Mac, pero para ello era necesario instalarse previamente BlueStacks, un emulador de Android. No sucede lo mismo con Line, cuyas versiones para PC y Mac son oficiales y se descargan desde la propia web de la aplicación, pulsando el botón Windows · Mac OS X.

Tras ejecutar el archivo autoinstalable comenzará la instalación, para la que habremos de aceptar los términos de uso y pulsar varias veces continuar. Una vez finalizado el proceso, será necesario darse de alta en el servicio –o incluir nuestro correo electrónico y contraseña para iniciar sesión, en el caso de que ya hayamos utilizado la app previamente en nuestro smartphone–.

Una vez que nos hayamos logueado, aparecerá el menú principal, dividido, al igual que en la aplicación móvil, en tres apartados: Amigos, Chats y Añadir. Es, por tanto, muy similar a WhatsApp: en Amigos vemos todos nuestros contactos; en Chats aparecen almacenadas las conversaciones; y en Añadir, Line nos dice cuáles de nuestros contactos tienen instalado el servicio en sus smartphones… o en sus ordenadores.

Y lo mismo sucede cuando nos metemos en harina, es decir, cuando empezamos a mensajearnos con nuestros amigos: las conversaciones son muy similares a las existentes en otros servicios de mensajería instantánea como Messenger y el propio WhatsApp, incluida la posibilidad de enviar imágenes, canciones o emoticonos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor