Con las Hero3, GoPro le hace un “zás en toda la boca” a la competencia

Empresas

Sencillamente impresionante, esa es la manera de definir la nueva familia de cámaras de acción de GoPro, las Hero3. Con ella trae 3 nuevas cámaras que van desde lo más sencillo hasta lo más completo, pero todas ellas con la posibilidad de conectarse por Wi-Fi a tu smartphone, tablet o lo que quieras, tanto para controlarlas como para solventar una de las grandes faltas de estas cámaras, una pantalla para poder ver lo que grabas.

Vale, la posibilidad WiFi ya la incorporaba la Hero2 en forma de accesorio, pero con Hero3 va de serie incluida en la cámara, por lo que podrás poner el accesorio de batería externa o el 3D sin problemas esta vez.

La conexión WiFi no sólo deja un control total con tu tablet, smartphone o incluso smartwatch (siempre que pueda instalar aplicaciones externas) sino que te da una libertad sin precedentes para saber en todo momento que todo se está grabando bien.

Esto os lo digo por experiencia, ya que no hay nada más frustrante que hacer un descenso en monociclo y comprobar cuando estás abajo que tienes que volver arriba.

Pero no sólo podrás usar gadgets externos, existe un mando que es capaz de controlar 50 cámaras a 180m de distancia, que además es sumergible a 3 metros.

Aunque la integración de WiFi es sólo el principio. Con Hero3 GoPro plantea la renovación de todos sus modelos anteriores en 3 versiones, con un modelo un 25% más ligero y un 30% más pequeño. Además usa una nueva lente para reducir distorsiones y lente plana en su carcasa protectora, para solventar los problemas que solía dar, junto con un mejor sistema de sonido.

La White Edition viene a ser la actualización de la Hero original, con el mismo tipo de sensor de 5MP y a 200 dólares. La Silver Edition hace lo propio con la Hero2 y su sensor de 11MP por 300 dólares. Pero es en la Black Edition donde GoPro lo da todo.

Tenemos un sensor de 12MP, capaz de sacar ráfagas a 30fps y a la vez que grabamos vídeo. En cuanto al vídeo es capaz de grabar en 4K, sí, no es broma, aunque sólo a 15fps, también a 1080p a 60fps, 1440p a 48fps y 720p a 120fps, con la posibilidad de WVGA a 240fps para empezar a flirtear con la grabación a cámara lenta.

Esta edición cuesta 400 dólares, pero incluye además el mando a distancia Wi-Fi, que por separado sale por unos 80, por lo que no está nada mal.

¿Qué opináis? Yo creo que GoPro acabar de reventar el mercado con su última propuesta, y para que la competencia les alcance les va a costar. [GoPro]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor