Las conexiones mediante smartphones crecieron en España un 92% el año pasado

EmpresasMovilidadSmartphones

El tirón de los teléfonos inteligentes no ha hecho que el sector telco cerrara el ejercicio en positivo. La industria en España facturó un 4,6% menos en 2011.

La banda ancha móvil tuvo un excelente desempeño durante el ejercicio pasado. Sus ingresos en España crecieron un 23,5% hasta los 2.420 millones. La conectividad móvil mediante smartphones también aumentó un 92% y ya habría 15,9 millones de estos dispositivos en el parque móvil nacional. Así lo ha puesto de manifiesto el Informe Económico y Sectorial de 2011 publicado por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones.

El área móvil, sin embargo, no ayudó a compensar las cifras globales del sector. La industria de las telecomunicaciones española facturó el año pasado un 4,6% menos hasta los 37.950 millones de euros.

Los ingresos en telefonía fija se precipitaron un 9,2% hasta los 5.298 millones y los de telefonía móvil  se redujeron un  8,6% hasta los 11.027 millones. A ello se sumaría que la banda ancha fija también ha sufrido una caída por primera vez, con un 1,2% menos de ingresos (registraron 3.450 millones de euros).

Este descenso podría deberse en gran parte a la caída de precios. De móvil a móvil bajaron un 16,6%) y de fijo a móvil un 12,1%. El coste de las llamadas (on net) cayó un 17,3%, (8,19 céntimos/minuto) y el de las llamadas (off net), un 16,7%, (11,94 céntimos/minuto). Las llamadas internacionales pasaron a un coste medio de 21,74 céntimos, un 22% menos, en parte por el efecto de las ofertas de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) especializados en este segmento.

Es la explicación más lógica, puesto que en general las conexiones aumentaron. Según los datos de la CMT, hubo un incremento del 4,8% número de líneas de banda ancha fija, hasta los 11,16 millones y también creció el número de líneas móviles un 2,8%, llegando a los 58,4 millones.

El sector de las telecomunicaciones también redujo su inversión total durante el año, excluyendo la dedicada a la compra de espectro radioeléctrico. Se gastaron 4.357 millones de euros, es decir, un 2,6% menos que en 2010.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor