El Congreso estadounidense pone freno a los camiones sin conductor

LegalRegulación

Los camioneros consiguen que se introduzca un límite de peso de 4.540 kilogramos en la legislación estadounidense sobre vehículos sin conductor.

Los camioneros estadounidenses han conseguido convencer al Congreso de EEUU de que aminore la puesta en marcha de las leyes que permiten el desarrollo de los vehículos de transporte sin conductor. La International Brotherhood of Teamsters (IBT) ha logrado que el Congreso introduzca un límite de peso de 10.000 libras (4.540 kilogramos) en la legislación vigente sobre vehículos sin conductor.

El proyecto de ley superó el tradicional choque entre republicanos y demócratas y fue aprobada por 54 votos a favor y cero en contra, según informa TNW. Dejando a un lado el límite para camiones sin conductor, allana el camino para que los coches autónomos circulen por las carreteras estadounidenses.

La nueva legislación limitará el poder de los estados en la regulación sobre automóviles, exigirá a la National Highway Traffic Safety Administration que elabore una legislación específica para los vehículos autónomos y establecerá exenciones que permitan a las compañías colocar flotas no tripuladas en las carreteras antes de que se lleven a cabo regulaciones de seguridad a gran escala.

En este contexto de impulso a los vehículos sin conductor, los sindicatos de camioneros se están moviendo para proteger la presencia de los conductores humanos en el negocio del transporte por carretera. La International Brotherhood of Teamsters, un sindicato que representa a 1,4 millones de camioneros, está luchando en contra de la implementación legal de camiones autónomos en EEUU, con la citada decisión del Congreso como mayor logro.

El sindicato ofrece en su sitio web enlaces a diversos estudios que indican que la mayoría de los estadounidenses son reacios a aceptar los camiones sin conductor. Los camioneros también especulan con que estos automóviles causarán problemas derivados de la generación de desechos peligrosos si los camioneros humanos son reemplazados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor