Conoce los 4 tipos de clientes según su personalidad

Marketing

Optimistas, coléricos, melancólicos o flemáticos. Cada cliente tiene sus propios rasgos de personalidad y conocerlos es clave para captarlo y mantenerlo.

Cada persona es un mundo, esto es obvio. Pero también se puede clasificar a los seres humanos en función de determinados rasgos de personalidad. En TNW han aplicado la teoría de los cuatro temperamentos para clasificar a los clientes y, de esta forma, ayudar a las empresas a conocerlos mejor, crear una experiencia más personal, ocuparse de sus necesidades y objetivos y, por supuesto, atraer y conservar a más clientes. Estos serían los 4 tipos de clientes:

El optimista. Es un tipo sin preocupaciones, alegre, amable, esperanzado, hablador y, claro, optimista. También son propensos a los cambios y a tener dificultades para terminar las tareas; son olvidadizos, saltan de una cosa a la siguiente y muchos llegan siempre tarde. Aspectos a tener en cuenta, reforzando por ejemplo los elementos que mantengan su atención.

El colérico. Es una persona apasionada, llena de energía y entusiasmo. Son extrovertidos, activos y a veces egocéntricos y exaltados. Estas personas coléricas hacen las cosas a medida que ocurren, sin perder tiempo, se centran en soluciones prácticas y siempre tienen un plan.

El melancólico. Suelen ser introvertidos y prudentes. Tienden a guardarse las cosas para sí mismos y son desconfiados. Se toman su tiempo para decidir, calculan sus movimientos y prefieren hacer las cosas por su cuenta.

El flemático. Los tipos flemáticos son personas razonables y tolerantes que valoran la tranquilidad y paciencia. Aunque principalmente son introvertidos, son fieles amigos y tienden a buscar un ambiente tranquilo. Para este tipo de personas, la serenidad y la consistencia son la clave para el éxito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor