Conoce las novedades del iPhone 4

Gestión empresarialMovilidadSoftwareSoftware colaborativo
0 0

Así funcionan los nuevos servicios de videollamada, cámara y brújula del móvil de Apple

1- Videollamadas

Las videollamadas FaceTime requieren conexión Wi-Fi y que tanto la persona que llama como la que recibe la llamada utilicen un iPhone 4 o un iPod touch de cuarta generación. No obstante, no es necesario realizar ninguna configuración para activar FaceTime.

Para utilizar este servicio basta con realizar una llamada normal y, a continuación, pulsar FaceTime. A partir de ese momento, será la persona que recibe la llamada la que tendrá que aceptar la videollamada pulsando Aceptar en su iPhone.

También es posible realizar una videollamada a una persona con la que ya se mantuvo otra llamada de vídeo anteriormente. Para ello, tendremos que pulsar la correspondiente llamada en Recientes. En este sentido, las videollamadas anteriores quedan registradas con la palabra Facetime y un icono en forma de cámara de vídeo.

Cuando establezcamos la videollamada, veremos la imagen de la otra persona, así como una pequeña ventana con la imagen capturada por nuestro iPhone, es decir, lo que la otra persona está viendo. En este sentido, podemos arrastrar la ventana a cualquiera de las esquinas y utilizar FaceTieme en posición horizontal o vertical.

También es posible silenciar una videollamada pulsando el icono en forma de micrófono tachado, situado en la parte inferior de la pantalla. Asimismo, seleccionaremos el icono en forma de cámara con dos flechas para alternar entre la cámara de la parte delantera (que es la que FaceTime usa por defecto) y la principal.

Por último, si queremos desactivar FaceTime bastará con dirigirse a Ajustes, después a Teléfono y, por último, pulsar el interruptor Facetime (ya que el servicio viene activado por defecto). También es posible desactivarlo en la opción Restricciones, situada en la ventana General, donde encontraremos un icono con forma de cámara de vídeo sobre fondo verde que habremos de activar.

2- Cámara

iPhone 4 permite realizar fotos HDR (de alto rango dinámico), es decir, se unen las mejores partes de tres exposiciones diferentes en una única imagen. Esta función viene desactivada por omisión, así que habrá que activarla pulsando el botón HDR.

Para seleccionar si queremos guardar tanto la versión normal de una foto como la HDR, habremos de dirigirnos a Ajustes, Fotos y Guardar foto normal. Por el contrario, si el ajuste está desactivado sólo se guardará la versión HDR de las fotos. Las imágenes HDR guardadas contarán con un distintivo en la esquina superior izquierda que nos servirá para identificarlas.

La cámara del iPhone 4 también permite grabar vídeos. Para ello, basta con desplazar el interruptor Cámara/Vídeo a la posición Vídeo y pulsar el icono de grabación (el clásico círculo rojo). Mientras la cámara esté grabando, el botón de grabación parpadeará y sólo se apagará cuando volvamos a pulsarlo, momento en el que dejará de grabar.

Entre los principales controles de la cámara destacan la posibilidad de cambiar el área enfocada y ajustar la exposición, acercar o alejar la imagen, ajustar el modo de flash LED y alternar entre la cámara principal y la frontal.

Asimismo, también es posible hacer capturas de pantalla, para lo que habrá que pulsar y soltar rápida y simultáneamente los botones de inicio, encendido/apagado y reposo/activación. Un destello de la pantalla indicará que se ha realizado la captura, que se guardará directamente en el álbum Carrete.

Finalmente, para ver una foto o un vídeo habremos de pulsar la miniatura de la última toma, situada en la esquina inferior izquierda de la pantalla, y desplazarnos con las flechas izquierda y derecha para visionar el resto de imágenes del Carrete. Para volver al modo Cámara o Vídeo, bastará con hacer clic en Salir.

3- Brújula

La primera vez que utilicemos la brújula del iPhone 4 tendremos que calibrarla y con el paso del tiempo será el propio teléfono el que se encargue de avisarnos en caso de que sea necesario volver a calibrarlo. Calibrar la brújula es una acción relativamente sencilla: movemos el iPhone formando un ocho y lo sostenemos paralelo al suelo. La aguja se orientará hacia el norte, nuestra dirección actual aparecerá en la parte superior de la pantalla y las coordenadas en la parte inferior. Por último, podremos elegir entre norte verdadero o norte magnético pulsando el icono i (información).

Una vez que la brújula ha sido activada, para visualizar nuestra ubicación pulsaremos la flecha situada en la parte inferior de la pantalla Brújula. Inmediatamente se abriá la ventana Mapas e indicará nuestra situación actual con un marcador azul.

También es posible mostrar una dirección. Para ello, pulsamos dos veces el icono de la flecha, que se convertirá en un ángulo que nos indica la precisión de la lectura de la brújula: cuanto menor sea el ángulo, mayor será la precisión.

Asimismo, la brújula del iPhone 4 permite buscar ubicaciones a través de direcciones, intersecciones, monumentos, favoritos, etc. Para utilizar este servicio pulsamos el campo de búsqueda para mostrar el teclado y, a continuación, escribimos una dirección o cualquier otro dato de búsqueda. Al pulsar la opción Buscar, aparecerá un marcador que indicará la ubicación y una breve descripción del lugar.

Por último, también es posible encontrar la ubicación de una persona que figure en nuestra lista de contactos, aunque para que el servicio funcione será necesario que hayamos incluido al menos una dirección en la información de dicho contacto. Activarlo es tan sencillo como introducir el icono de la Agenda en el campo de búsqueda, pulsar Contactos y, por último, seleccionar la persona a la que estamos buscando.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor