Consiguen finalmente ejecutar homebrew en la Nintendo 3DS

Empresas
Nintendo 3DS

Por fin los hackers han conseguido romper la seguridad de la Nintendo 3DS y poder ejecutar homebrew en la consola portátil de Nintendo.

La Nintendo 3DS se ha mostrado durante sus tres años de existencia bastante segura frente a modificaciones externas. Nintendo es conocida por mantener un control férreo sobre el software de sus consolas, aunque la enorme popularidad de la Wii propició en su momento que los hackers se centraran en ella para romper su seguridad, al igual que con la Nintendo DS.

En el caso de la Nintendo 3DS ha sido mucho más complicado, no sólo por la propia seguridad intrínseca de la Nintendo 3DS, sino también por el hecho de las actualizaciones automáticas online, que permiten que la compañía japonesa consiga solventar cualquier intromisión y vulnerabilidad relativamente rápido.

Mientras se espera la respuesta de Nintendo, el hacker Smealum ha conseguido superar la seguridad de la Nintendo 3DS y ha publicado un exploit basado en el lector de códigos QR del juego Cubic Ninja. Este exploit consigue poder ejecutar un canal homebrew, que en teoría permitiría usar todo tipo de aplicaciones externas, incluyendo emuladores y software no oficial.

Este exploit no permite cargar copias piratas de juegos, pero es cuestión de tiempo que alguien lo modifique para que pueda hacerlo. Aunque también es evidente que Nintendo va a buscar solventar este exploit lo antes posible a través de una actualización, por lo que no se sabe todavía cuál será la utilidad práctica del mismo.

[youtube width=”600″ height=”350″]https://www.youtube.com/watch?v=iKjuy3-z054[/youtube]

Lo que sí está claro es que, para lo que ha servido con total seguridad, es para disparar el precio del juego de Nintendo 3DS Cubic Nija, que de costar un dólar en Amazon hace una semana, ahora puede encontrarse perfectamente por entre 40 o 70 dólares, si es que no está agotado. Este dato muestra además el enorme interés que suscita el poder ejecutar software externo y como los fabricantes de consolas probablemente conseguirían vender aún más si no fueran tan restrictivos con sus consolas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor