Continúa la pugna de Intel y AMD en los tribunales

Empresas

AMD ha anunciado que el tribunal que lleva el juicio de las dos compañías ha rechazado las objeciones de Intel y ordenado la presentación de documentos y otras pruebas que influyen en la conducta de Intel fuera de las fronteras de EEUU.

AMD considera que la presentación de pruebas extranjeras contendrá las pruebas de unas prácticas comerciales anticompetitivas que muestran no sólo claras infracciones de la Ley Antimonopolios de Sherman sino también de las leyes antimonopolio generalmente aceptadas en todo el mundo.

“La conformidad de Intel con las conclusiones del Perito Especial constituye una gran victoria para AMD” afirmó Thomas M. McCoy, vicepresidente ejecutivo y director administrativo y de asuntos legales de AMD. “Este caso sigue muy centrado en las malas conductas a nivel mundial de un monopolio mundial. Este fallo también elimina toda base para que Intel o sus clientes extranjeros oculten pruebas de la exclusión de Intel, independientemente de donde acaecieran. Procederemos firmemente para probar que Intel abusa de su poder de monopolio mundial limitando o excluyendo a la competencia, que finalmente perjudica a los clientes de todo el mundo”.

La resolución de ayer tuvo como resultado que Intel decidiera aceptar las conclusiones del Perito Especial Vincent Poppiti, del 15 de diciembre, en las que recomendaba al juez de turno Joseph Farnan que “como el mercado geográfico indiscutible es mundial, y aproximadamente el 68 por ciento de la producción total mundial de ordenadores desarrollados con microprocesadores x86 se venden a clientes no estadounidenses, la prueba de conducta excluyente en el extranjero es esencial para que AMD demuestre que Intel ha infringido las leyes antimonopolio de EEUU. El juez Farnan nombró Perito Especial a Poppiti para que presidiera todos los conflictos sobre las pruebas en el caso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor