Controlador aéreo construye un simulador completo de B-737 en su garaje [Veredicto: esto sí que es llevarse trabajo a casa]

EmpresasInnovación

Y luego te quejarás cuando te toca encender el ordenador en casa para terminar esos informes a medio hacer que llevas en el pendrive o la molestia de acarrear un maletín cargado de papeleo que resolver en el sofá del salón. El protagonista de esta noticia es un controlador aéreo que tanta pasión tiene por los aviones que se ha construido en el garaje de su propia casa un completísimo simulador aéreo del Boeing 737. Ha tardado 12 años en completarlo, pero ¿quién más puede presumir de tener en el sótano un avión con el que volar por todo el mundo? A continuación te mostramos un vídeo del “juguete”.

Termina una dura jornada en la que has regulado el tráfico aéreo en torno al aeropuerto donde trabajas.

Abandonas la torre de control con la satisfacción del trabajo bien hecho, sabiendo que miles de personas han tomado tierra felizmente o han despegado rumbo a su destino ansiado (el tema de las maletas perdidas ya es otra cuestión) y como decía el anuncio “quando arriba a casa si merece un premio“.

Accedes a tu garaje y donde los demás tienen montañas de herramientas, pilas de bicicletas, algún coche que te da pena llevar al desguace o una segadora de césped de cuando se pagaba en pesetas… James Price tiene un simulador completo de una avión Boeing 737.

Lo más espectacular del conjunto es una cabina de dicho avión (pero una cabina de verdad) que si bien no se mueve en consonancia con todas las órdenes que el piloto maniobra sí que responde con vibraciones y sacudidas a ciertas condiciones meteorológicas por las que “atraviesa” el avión.

Una serie de proyectores y pantallas frente a la cabina proporcionan una vista de amplio ángulo del panorama desde el aparato. Toda la programación de este completo simulador la ha realizado el propio Price y el 90% de los sistemas y pantallas funcionan realmente otorgando una experiencia de vuelo totalmente realista… desde la comodidad de tu garaje.

Sin colas, si descalzarte, sin huelgas, sin pérdida de equipaje, sin retrasos… y si hay mal tiempo siempre puedes subir un momento a la cocina a prepararte un caldito. ─[Mercury News vía Kyle Wiens vía Make]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor