Convertidos en auténticos James Bond

PCWorkspace

Microsoft y el fabricante Swatch ofrecen una nueva línea de relojes capaces de intercambiar datos de forma inalámbrica.

Los nuevos relojes ofrecen noticias, deportes, información sobre el tiempo y bursátil, entre otras, a través del servicio de datos inalámbricos MSN Directo de Microsoft. Microsoft y Swatch comenzaron a trabajar juntos hace tres años.

Conocida como línea Paparazzi, los nuevos relojes computerizados, que tienen un precio de 150 dólares, ofrecen tres niveles de servicios, accesibles a través de cuotas anuales cuyo precio varía desde los 40 a los 60 dólares.

Los relojes utilizan canales de radio locales no utilizados para acceder al contenido y, aunque por el momento sólo se venden en Estados Unidos y Canadá, las compañías ya han comentado que tienen puestos sus ojos en el mercado europeo.

Esta nueva línea de relojes sigue a los lanzados por Microsoft a principios de año.

Por otra parte, estas no son las únicas empresas que quieren convertir a los usuarios en auténticos James Bond. A caballo entre teléfono y reloj, Samsung está trabajando en un watchphone que acepta comandos de voz. Tiene tonos de llamada diferentes según quién llame y una agenda de teléfonos secreta a la que sólo se puede acceder después de que el usuario haya tecleado una contraseña de cuatro dígitos. Pero este nuevo artilugio sólo se venderá en Estados Unidos y la compañía no ha anunciado planes para otras regiones.

El SPH-S100 de Samsung es el segundo watchphone que se ha lanzado en este nicho de mercado. El primero fue introducido en el mercado coreano. También existen combinaciones de relojes/reproductores de MP3 y relojes/cámara, y una compañía de Texas vende un dispositivo que se ajusta a la muñeca del usuario, como si de un reloj se tratara que puede recibir información desde la PDA de los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor