Convierte tu iPad en un monitor auxiliar con el tentáculo flexible Hover Bar

Empresas

Segunda o incluso tercera pantalla. El iPad puede ser algo más que un tablet y podría contribuir a ampliar nuestro escritorio de ocio o negocio hasta que termine pareciéndose al módulo de control del Nabucodonosor (no el rey, la nave). La solución está en un brazo flexible que cual tentáculo sujetará firmemente el preciado chisme para proporcionarle una utilidad adicional.

Una potente pinza con su presión ejercida sobre el brazo del monitor o del ordenador (si es un Mac como este todo queda en familia) proporciona un inmejorable soporte para el tablet (tampoco hace falta que sea un iPad, cualquiera con sus dimensiones vale).

Totalmente flexible en su entera longitud será nuestra imaginación el límite a las posiciones que pueda adoptar y por tanto ampliaremos así sus posibles usos. De accesorio del ordenador de sobremesa podremos pasar a complementar el ordenador portátil. En este caso será recomendable fijar el Hover Bar a la mesa sobre la que trabajamos si no queremos que el conjunto portátil-tablet-soporte termine vencido por la inexorable Gravedad.

Por supuesto también podemos usar este práctico tentáculo para convertir nuestro tablet en una suerte de monitor flotante de una especie de ordenador en el que usemos un teclado inalámbrico para completar el efecto. Volvemos a necesitar una mesa pero ¿quién no tiene una mesa donde caerse?

Es recomendable tener realmente la necesidad de utilizar este accesorio que es práctico pero no demasiado barato, superando los 50€ más te vale que no sea un capricho. ─[TwelveSouth]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor