Coolpad, una ‘marca blanca’ líder que quiere dejar de serlo

EmpresasMovilidadSmartphones

Pedro Abad explica que el objetivo de la compañía de smartphones en España es convertirse en una alternativa para aquellos usuarios no marquistas y que realizan compras racionales.

No son ninguna startup, aunque a algunos su nombre no les suene o les suene a chino. Coolpad lleva casi un cuarto de siglo operando en el mercado de la movilidad, pero le ha costado dejar su casa madre para ver mundo. Hasta hace un par de años no se abrieron a otros territorios fuera de China. Dentro de Asia, han apostado por India e Indonesia y tras pasar la auditoría de T-Mobile en 2014, también se pensaron en serio competir en EE.UU.

Pese a su madurez, este fabricante de origen mandarín cuenta con un gran componente de innovación. Coolpad dispone de seis centros de I+D y tiene más de 6.000 patentes en su haber. Puede presumir de haber sido la primera empresa en lanzar un dispositivo Dual SIM o el primer teléfono 4G en China. Pese a ello, tiene casi la misma cifra de empleados que de registros de propiedad intelectual. No les hacen falta más porque han puesto en marcha un “modelo de negocio muy estable”.

La empresa asiática contaba con una larga tradición como ODM, suministrando terminales de ‘marca blanca’ a operadoras como Vodafone, AT&T, Sprint, etc, pero ahora quiere hacerse popular sin ocultar su nombre.

Coolpad llegó a nuestro país el pasado Mobile World Congress con el objetivo de ocupar un lugar cercano al top 6 en un período de 2 o 3 años y “darse a conocer como una marca con una larga trayectoria”, según cuenta su Country Manager, Pedro Abad, en una entrevista concedida a ITespresso. “Queremos que el consumidor nos perciba como una marca enfocada en las gamas medias en la que las especificaciones sean óptimas, la experiencia de usuario sea muy satisfactoria, el producto funcione muy bien y el diseño te entre por los ojos. Todo ello a un precio muy razonable, adecuado para el mercado español”, explica el responsable.

En un principio el portfolio de Coolpad en nuestro país se limita a tan solo dos modelos de teléfonos: el Modena (lanzado hace unos meses) y el Porto S (llegará al mercado español en abril), con precios de 159 euros y 139 euros respectivamente. Sin embargo, la compañía tiene pensado continuar más variedad de smartphones a lo largo de este año. Lo que no parece que veremos aquí serán otros productos que Coolpad ha empezado a vender en China, como tablets o smartwatches.

coolpad-porto-s

“El plan es seguir en el negocio de los smartphones, que es donde somos fuertes hace muchos años, y donde tenemos unas economías de escala que nos permiten enfocarnos y seguir desarrollando y optimizando estas líneas de producción. No tenemos planes inmediatos de lanzar otras líneas de producto”, asegura.

La política de distribución de la compañía en España está bastante clara. De momento no comercializan sus terminales online y cuentan con un contrato de exclusividad para vender sus smartphones a través de MediaMarkt. “Entendemos que la compra del consumidor es prescriptiva, cada vez más racional. Esto quiere decir que el consumidor es cada vez más sensible y consecuente en decidir que lo que obtiene a cambio de lo que paga es muy equilibrado. Consideramos que MediaMarkt es claramente una figura enfocada en el servicio al cliente y que claramente coincide con nuestros valores de marca”, destaca el directivo.

Pese a esta relación exclusiva en el ámbito del retail, Abad confiesa que están buscando también acuerdos con las principales operadoras españolas.

Conquistando Europa

La entrada de Coolpad en la península ibérica responde a un plan más amplio para ‘colonizar’ el continente europeo. A finales del año pasado aterrizaron en algunos territorios de Europa Central y del Este. Desde enero han comenzado a llegar a Europa Oriental, entrando en Alemania, Suiza y Austria en el mes de enero. A Portugal y España les seguirán Francia, Italia y los países del Benelux.

Recientemente el líder del streaming de vídeo en China, LeTV, adquirió una gran participación de Coolpad. Esta compañía, a la que muchos definen como ‘el Netflix chino’ también contaba con su propio catálogo de dispositivos móviles. De ahora en adelante, todos llevarán la marca Coolpad. Hemos preguntado a Pedro si esta posición de la firma en el terreno audiovisual podría de algo abrir hueco a entrar en segmento de los contenidos.

“Sería fantástico. Que LeTV, la principal compañía de contenidos digitales en China, se plantease desembarcar en otros mercados fuera del chino sería una gran noticia para nosotros. Sin embargo, el tema de los contenidos está relacionado con la localización de los mismos. Es decir, no tendría sentido tener contenidos europeos, cuanto menos españoles”, concluye Abad. “Por el momento no tenemos planes al respecto”.

La entrevista con Pedro Abad está disponible de forma íntegra en el siguiente vídeo:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor