Crean una base de datos de audio para detectar borracheras

Empresas
borrachera

Investigadores alemanes han creado una base de datos de audio que hace posible la detección de borracheras, se denomina Alcohol Language Corpus (ALC) y ya está disponible para su uso.

Existen numerosas formas de detectar el nivel de alcohol en sangre, desde las más habituales con los clásicos alcoholímetros, hasta complejos sistemas que combinan varios sensores y hasta reconocimiento facial, pero hasta hace poco no se había realizado ningún trabajo como el del Alcohol Language Corpus (ALC), para permitir la detección de borracheras a partir de la voz del usuario.

Si bien para las personas es relativamente sencillo detectarlo, los sistemas informáticos necesitan una base para discernir entre alguien borracho y sobrio de manera efectiva, base que ahora hace posible el ALC y que permitiría simplificar enormemente la detección de borracheras ya que todo se podría hacer por voz, en lugar de tener que usar varios sensores combinados, o al menos poder apoyar a otros sensores para hacer la detección aún más fiable.

ALC ha sido desarrollado por un grupo de investigadores en lingüística del Bavarian Archive for Speech Signals en la Ludwig Maximilian University y el Institute of Legal Medicine de München, en Alemania. Para ello han trabajado entre 2007 y 2009 con un grupo de 162 hombres y mujeres, grabando sus voces con diálogos especiales y diferentes grados de borrachera.

El resultado son 30GB de audio, que cualquiera puede adquirir por 1.200 dólares para desarrollar todo tipo de sistemas. Uno de los mercados que posiblemente más interés tenga en el ALC es la industria del automóvil, buscando evitar que los dueños conduzcan borrachos, y que en el pasado ya ha desarrollado sistemas para detectar el nivel de alcohol. Gracias a estos datos podría incluso integrar la detección a ordenadores de a bordo ya existentes, sin tener que integrar nuevo hardware.

En 2011 Andrew Rosenberg, de la Columbia University, utilizó el ALC para crear un sistema de detección de borracheras con una eficacia del 73%, algo lejos de lo ideal pero que con más trabajo podría pulirse para ofrecer un sistema sencillo y muy práctico.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor