Crece el uso del e-learning

Empresas

Un estudio sobre la cuestión demuestra la crciente popularidad del sistema entre las compañías de más de 200 trabajadores.

Esa es una de las conclusiones obtenidas en el estudio “E-Learning en España: Diagnóstico prospectivo y pautas de desarrollo”, realizado por la Asociación de Proveedores de e-Learning, APeL y la consultora Inmark para la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, con el apoyo del Fondo Social Europeo que se presentó en Madrid, y a la que asistieron más de 150 profesionales del sector y representantes del Ministerio de Ciencia y Tecnología, INEM y diferentes Universidades.

Los datos más sorprendentes han sido que ya utilizan e-Learning el 7,2 por ciento de las empresas de más de 200 trabajadores, quedando bastante atrás las Pymes, en las que el grado de penetración es del 0,2 por ciento, y la buena acogida del método de formación, puesto que el 67 por ciento de los usuarios actuales se muestran satisfechos o muy satisfechos con las experiencias. Una de las razones esgrimidas es que se ha realizado el 20 por ciento de las horas de formación totales mediante e-Learning dedicando el 16 por ciento del presupuesto.

La madurez del e-Learning va llegando a nuestro país, donde más del 33 por ciento de las empresas indican que han pasado de las experiencias piloto y están integrando el e-Learning en sus planes de formación, y otro 24 por ciento considera que el e-Learning está totalmente integrado en su organización. Esta tendencia se mantiene, puesto que las previsiones de asignación presupuestaria al e-Learning de las empresas aumentará en el 56 por ciento de los encuestados y sólo un 4 por ciento piensa que reducirá sus inversiones en teleformación.

Del mismo modo se encuentra una tendencia a la maduración en la oferta, que dará paso a proveedores más grandes o especializados y concentrados en la generación de contenidos que generen valor para el negocio de los clientes.

En cuanto a los factores claves reflejados en el estudio para que aumente la penetración del e-Learning en España, destacan los tecnológicos, acercando las TIC a la empresa, particularmente Pyme, mejorar la cultura informática y formativa en la empresa, tanto a nivel de directivos como de empleados, convertir a la formación en un activo estratégico de las empresas en lugar de un gasto y fomentar el asociacionismo vertical y multisectorial para acercar la formación a las Pymes, eliminando las barreras de gestión y coordinación de la formación, tan compleja para las pequeñas empresas.

En este sentido se destacó especialmente el papel de las Administraciones Públicas como motor de la e-formación , tanto potenciándola internamente para formar a su propio personal como ayudando a su implantación en la empresa al tratarse de un importante factor en la mejora de la competitividad. Para ello se solicita que lidere la generación de normas, indicadores de calidad, cualificaciones profesionales y apoye en general toda la regulación necesaria, apoyándose en las Asociaciones del sector.

Este estudio, en el que se han realizado a nivel nacional 3.765 contactos con usuarios potenciales, 625 entrevistas con usuarios actuales y 103 entrevistas y reuniones de grupo con responsables empresariales de la oferta, se ha realizado un completo repaso de la situación actual y la implantación de la teleformación en la gran empresa y especialmente en la Pyme.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor