La crisis acaba con la mitad del empleo creado por nuevas empresas

Empresas

De cada 100 empleos que las nuevas empresas crearon en 2007, 45 habían desaparecido cinco años después, según un estudio del IVIE y la Fundación BBVA.

La creación de nuevas empresas se vende a menudo como la mejor forma para generar empleo, pero la realidad es que conservar los puestos de trabajo es una tarea titánica para las empresas más jóvenes, lastradas por la crisis en mayor medida que el resto.

Un estudio realizado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) revela que de cada 100 empleos que las nuevas empresas crearon en 2007, 45 habían desaparecido cinco años después.

La situación es aún peor para el autoempleo. De los autónomos que se dieron de alta hace siete años, solo la mitad seguían activos en 2010, cuando la crisis ya había golpeado España con fuerza. Y en 2012, sólo quedaba el 40%; una tasa de destrucción 60%.

Para los autores del estudio, recogido por El País, el problema radica en el reducido tamaño de las empresas y la falta de profesionalidad de sus dueños, lo que merma la productividad y acaba repercutiendo sobre la solidez de los nuevos puestos de trabajo.

“El peso de las microempresas en España es superior al de otros países. Y las que sobreviven tienen enormes dificultades para generar empleo adicional”, explica Francisco Pérez, director de investigación del IVIE. “La productividad de las empresas medianas y grandes es mayor. Por eso la clave está en lograr que las empresas españolas crezcan”, concluye.

El estudio señala que en 2013 únicamente las empresas con más de 250 trabajadores habían recuperado el nivel de empleo anterior a la crisis. Tomando 2006 como base, las microempresas (con menos de 10 trabajadores) todavía estaban ocho puntos por debajo en 2013. Y las pequeñas -con entre 10 y 49 empleados- registraban 22 puntos menos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor