¿ Crowdfunding o capital riesgo? Esta es la cuestión

EmpresasFinanciación

Aunque el crowdfunding se está consolidando como una vía de financiación alternativa al capital riesgo, cada una ofrece y exige cosas diferentes. Conócelas para elegir bien.

El crowdfunding como forma de financiación está creciendo entre los nuevos empresarios y convirtiéndose en una alternativa real al capital riesgo. Pero, ¿son igual de válidos para cualquier proyecto? No, cada uno tiene sus propias características y se adapta mejor a unos emprendedores o a otros. Aquí tenemos una pequeña guía de como plantear la financiación por una u otra vía.

En el caso del crowdfunding, hay cuatro consejos clave para los fundadores de startups:

1. Prepárate para explotar tu red, reuniendo todos los contactos que tengas en tu lista.

2. Debes estar vendiendo siempre: la financiación es sólo un gran flujo de ventas.

3. No te desanimes, aunque los patrocinadores y el dinero tarden en llegar.

4. No estés solo: utiliza a tus amigos, familia y equipo para que te ayuden.

Si optas por el capital riesgo, los siguientes cuatro factores son los más importantes:

1. Escala. El crowdfunding está aun limitado en tamaño por el número de inversores activos, y también hay unos límites legales. Los inversores de capital riesgo pueden hacer rondas mucho más grandes si ven la oportunidad de ganar millones.

2. Directivos, conexiones, legitimidad. El capital riesgo trae a la startup todo esto, elementos necesarios para un negocio que un negocio basado en el crowdfunding tiene más difícil conseguir.

3. Red. Si no puedes obtener entre el 50% y el 75% de los fondos previstos de tu propia red o usuarios, el capital riesgo puede ser tu única opción.

4. Continuidad. Recaudar fondos una vez puede ser fácil; repetir el éxito de la primera ronda no tanto. Si la empresa funciona bien, es probable que los inversores VC repitan en rondas posteriores.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor