Cuando la gravedad nos ayuda a cascar nueces

Empresas
0 0

Si te presentasen este producto con un anuncio lleno de colorines y te lo anunciaran como “¡El increíble cascanueces gravitatorio!”, probablemente te llamaría la atención hasta ver que es un simple peso que cae sobre la nuez, almendra, avellana o <inserte fruto seco con dura cáscara aquí>. Pero si lo vemos desde otra perpectiva tiene alguna ventaja. Más detalles tras dar el salto.

Estos chicos de Yanko Design debieron coger y pensar: “¿cómo se hacía antes? Con una piedra. Pues lo mismo pero guiada por un tubo y con estilo refinado”. Y es justo lo que hicieron: aplastar los frutos secos con un peso, aunque esta vez sin otro impulso que el que la fuerza de la gravedad le quiera otorgar.

Útil para niños pequeños y esas abuelitas que comen nueces porque “son buenas para el corazón”, pero que no tienen fuerza para usar un cascanueces. Por otro lado, en más de una ocasión yo mismo he comprobado que las nueces de cáscara dura, aunque seas capaz de partirlas, se despedazan tanto por la fuerza que has hecho que al final parecemos un pájaro comiendo mijo.

Su diseñador, Tan Jun Yuan, ha construido el prototipo que veis arriba, aunque es improbable que llegue a comercializarse. —Javier G. Pereda [Yanko]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor