Cuando las inocentadas se convierten en realidad

Empresas
0 0

Recordemos lo de Pedro y el lobo, aquel que avisaba sobre la llegada de un feroz deprededador y todos lo creían y cuando llegó el de verdad nadie le creyó.

A veces una inocentada puede terminar bien. Los de Google nos tomaron el pelo el 1 de abril (día de los inocentes en la cultura anglosajona) con un invento denominado Gmail Motion y que pretendidamente era capaz de interpretar los gestos del usuario a través de la webcam del ordenador y convertirlos en órdenes para Gmail. Todo mentira. Hasta que llegaron los chicos del Instituto de Tecnologías Creativas de la Universidad del Sur de California, agarraron el Kinect de su Xbox y lo convirtieron en realidad.

Aquí tenéis el vídeo original de Google con la inocentada, tras el salto está el vídeo con lo que han conseguido los estudiantes de la USC. Y aún hay más.

Para empezar estos jóvenes decidieron usar un nombre algo más rebuscado para su invento: FAAST.

Suena bien (en español sería “ráápido”) y es el acrónimo de Conjunto de Herramientas para la Acción y la Articulación Flexible del Esqueleto (¿CHAAFE?) y aplicando lo que Kinect es capaz de hacer en el campo del reconocimiento de gestos su trabajo ha sido aplicarlo a lo que el hipotético Gmail Motion pretendía que nos creyésemos que era real.

¿No da rabia que unos cuantos estudiantes en su tiempo de ocio y con periféricos de videoconsola sean capaces de conseguir lo que una casa seria y grandota como Google considera una inocentada? ─Antonio Rentero [The New York Times]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor