"Dal sela, pulil sela" para millonarios, por 30.000 € el bote

EmpresasInnovación
0 0

Los tiempos han cambiado, que cantaba Bob Dylan.

Hace un par de décadas “Karate Kid” hacía honor a su nombre y nos enseñaba cómo un chico aprendía el ancestral arte marcial nipón de manos del maestro Miyagi, que como el que no quiere la cosa le sacaba el pringue al joven haciéndole encerar un coche antiguo.

Aunque ahora mejora a cosa con la aparición de Jackie Chan, el chico es un niño y lo que aprende es Kung-Fu, pero como “Kung Fu Panda” ya estaba pillado han dejado la cosa estar, y al chaval le enseñan ahora con una chaqueta y una percha. Los espectadores se preguntan la razón. La culpa la tiene el precio al que se ha puesto la cera para coches, casi 30.000 (sí, treintamil) euros el bote. ¿Deseas saber más?

Al cambio 24.000 libras esterlinas equivalen a 28.995 €. Y esa es la cantidad que deberías abonar si quieres llevarte a casa un botecico como el de la foto. Bote que, por cierto, está hecho a mano con mármol procedente de Grecia, por ese precio no te iban a meter la cera en un tarro de plástiquillo barato.

Contiene cera elaborada con aceites de frutas y miel de abejas del norte de Brasil y para colmo de exclusividad solo hay UN tarro de la variedad más exclusiva, denominada Definitive Wax Marble.

La marca Brough & Howarth es la propietaria de tan refinado producto y lo usa para ofrecer a sus clientes un encerado especial a un precio fuera del alcance de un mileurista (bueno, si te juntas con unos cuantos amigos…). Dirigido a propietarios de vehículos excepcionales, de colección y unidades excusivas y únicas, ese encerado cuesta a partir de 400 €. Tiene también un tratamiento especial de 120 horas de duración a razón de unos 100 € la hora. ─Antonio Rentero [PR Newswire]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor