Daniel Gómez Visedo: “Los directivos son más corruptos por la herencia de los primates”

Empresas
2 12

El libro ‘Buscando señales de vida inteligente en el comité de dirección’ nos permite saber cómo la evolución, la endocrinología y la neurociencia pueden influir en nuestro comportamiento laboral.

Aunque los seres humanos nos creemos en lo más alto de la pirámide evolutiva y nos vemos a nosotros mismos como seres sociales y culturales, no podemos olvidarnos de nuestra herencia biológica, ni siquiera en el mundo empresarial. Esta determina muchas de nuestras actuaciones, comportamientos y relaciones con compañeros, clientes, jefes o empleados.

Buscando señales de vida inteligente en el comité de dirección’, de Daniel Gómez Visedo y publicado por Ediciones Gestión 2000, es un libro que aborda todos estos aspectos de manera científica, pero también muy entretenida.

En la obra se tratan temas como cuáles son los mejores horarios o días para convocar encuentros con clientes.  “Antes de comer es un momento en el que no se debe hacer prácticamente nada, ninguna reunión con cliente, ni nada, porque la falta de glucosa en el cerebro nos vuelve agresivos y nos hace tener una visión pesimista de la realidad”, explica Daniel. “El mejor momento del día para tener reuniones con clientes e incluso reuniones internas, que fluya la creatividad, que la gente esté abierta y participe es a primera hora de la mañana, entre las 8 y las 10”.

Una de las teorías más interesantes que se citan en el libro, y más en los tiempos en los que este tema está a la orden del día, es que, biológicamente, los ejecutivos tienen más probabilidades de ser corruptos o llevar a cabo prácticas poco éticas. No se trataría solo de moralidad, sino que es algo que viene de la naturaleza. “Los comportamientos deshonestos están estudiados en primates. Lo que está comprobado es que en los puestos de alta dirección existe un porcentaje superior que en el resto de la población de ciertas disfunciones, quizás porque se piensa que la falta de empatía con los demás puede ser un factor positivo para alcanzar esas posiciones”, señala el autor.

“Al tener la capacidad de poder ser corrupto y al tener todos una base biológica, esa herencia, en la que esa parte primate nos influye quizás la oportunidad es la que crea esa realidad de un complemento más deshonesto en los directivos”, comenta.

Gómez asegura que en España las empresas ya están empezando a integrar conceptos de neuromarketing entre sus equipos de gestión y de momento se está aplicando poco “lo que se está descubriendo de las neurociencias a la relación personal en los negocios”, algo que muchas compañías estadounidenses ya han incorporado.

La entrevista al completo está disponible a continuación.

buscando-señales-vida-inteligente-comite-direccion

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor