23 de marzo de 2010

Asoma la patita por debajo de la puerta 2: DWM-351 es timbre e intercomunicador con cámara 3G

El sector de las mirillas y los videoporteros parecía tan divertido como una carrera de caracoles hasta que la tecnología móvil llamó a la puerta (obsérvese lo apropiado de la metáfora).

D-Link ha pensado que sería buena idea añadir al timbre de tu casa una cámara y comunicarla con tu móvil mediante tecnología 3G. Tu mirilla nunca estuvo más cerca de… bueno, de donde quiera que te encuentres siempre que lleves a mano tu móvil. ¿Deseas saber más?

Posavasos inundable para aperitivos catastróficos

El cambio climático tiene un nuevo lugar donde desarrollar sus devastadores efectos: tu propia casa.

Agradéceselo a los amigos de MollaSpace, que han diseñado un original posavasos que reproduce parte de las calles de la ciudad taiwanesa de Taipei. Solo tienes que colocar tu vaso encima y esperar a que la condensación del hielo de los cubito de tu refresco haga resbalar gotitas sobre la superficie exterior del vaso y al cabo de un rato verás como se va inundando la ciudad. ¿No te sientes como el malo de una vieja peli de James Bond? ¿Deseas saber más?

Primera moto sin radios, para moteros del infierno

La rueda… posiblemente el mayor invento de la humanidad. Las hay de muchos tipos, desde las antiguas de madera para las carretas hasta los neumáticos actuales, o las ruedas dentadas de relojes u otros dispositivos. Pero la mayoría tienen algo en común: giran sobre un eje central, tienen ejes o radios… al contrario que éstas. La moto de la imagen no es solo un concepto, podéis verla en funcionamiento en el vídeo, tras dar el salto.

Microsoft y Toshiba podrían unirse para venderte uranio

¿Da miedo, no? Toshiba hace unos años quería meternos un reactor en el garaje de casa. Como parece que no le fue muy bien (¿por qué sería?), ahora están en conversaciones con Microsoft para formar parte de TerraPower, empresa cuyos objetivos serían hacer reactores más pequeños, seguros y socialmente aceptados. Lo que no es nada fácil. El propio Bill Gates está muy entusiasmado, tanto como para hablar sobre ello durante media hora. Lo podéis ver en el vídeo, después del salto.