12 de mayo de 2011

El apartamento-transformer

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=juWaO5TJS00&feature=player_embedded[/youtube]

Para que luego digan que el tamaño sí que importa.

Un poco de habilidad, inspiración en los Autobots y Decepticons, un poquico de Lego y de improvisación sobre Ikea y el resultado es un apartamento como el de Christian Schallert. Aunque parezca mentira sólo 24 metros cuadrados es la superficie de esta vivienda en la que cada centímetro se aprovecha hasta extremos que quizá sólo habíamos visto anteriormente en “El quinto elemento” al visitar el apartamento de Korben Dallas-Bruce Willis. Y aún hay más.

De puente a bloque de apartamentos

El reciclaje llega a la arquitectura.

Un puente puede convertirse en un pintoresco bloque de apartamentos. Tal es la propuesta conceptual del esfuerzo conjunto de los estudios de arquitectura Off Architecture, PR Architects y Samuel Nageotte y que les ha servido para ganar el concurso de diseño Solar Park South. El proyecto pretende reutilizar un viaducto existente entre Salerno y Calabria (Italia) que estaba destinado a ser demolido. En su lugar la estructura se utilizaría para conformar un curioso bloque de apartamentos. Y aún hay más.

Tú también puedes sentarte en una silla invisible

Con la cantidad de tiempo que pasamos sentados al cabo del día… y no sabemos apreciar en lo que vale una buena silla.

Como siempre la tenemos bajo nosotros no terminamos de ser conscientes de su papel en nuestra vida, y quizá sea esa la inspiración que ha llevado al fotógrafo Jens Sage a crear esta serie de fotografías en los que el elemento ausente es precisamente el que le otorga todo el sentido a cada fotografía. Y aún hay más.

Ranger, el robot plusmarquista de carreras de fondo

Este robot que veis aquí se llama Ranger y es capaz de hacer una maratón sin despeinarse, y todavía le queda energía para hacerse casi una segunda más. ¿Acaso tiene un conejito de Duracell en su interior?

Pues no, es simplemente es el resultado del trabajo del profesor Andy Ruina (el apellido es en serio) y de su equipo del laboratorio de Biorobótica y Locomoción de la Universidad Cornell. Gracias a su impresionante autonomía obtiene un nuevo récord mundial de kilómetros recorridos a “pata” sin necesidad de recarga.