Los datos de Ashley Madison, al descubierto

CiberpoderRegulación

Los autores del robo de datos de Ashley Madison el mes pasado publican un archivo de 10 GB con toda la información de los usuarios de la web para adúlteros.

Hace un mes, Ashley Madison, una web que de encuentros entre personas que buscan aventuras extramatrimoniales, sufrió un ciberataque. Los hackers se hicieron con sus bases de datos, que incluyen registros financieros, datos de usuarios y detalles privados de los propietarios del servicio.

Aunque desde Ashley Madison esperaban que los datos obtenidos por los atacantes no pudieran ser filtrados en su totalidad, hoy los cibercriminales han liberado un archivo de 9,7 GB con los datos almacenados en las bases de la compañía.

Los datos revelados abarcan la totalidad de la información de los usuarios de Ashley Madison, desde las direcciones de correo a sus direcciones físicas, pasando por números de teléfono, empresas para las que trabajan y números de tarjeta de crédito, informa TNW.

Asimismo, se desvelan datos robados del portal Established Men, propiedad de la misma empresa propietaria de Ashley Madison, Avid Life Media, que pone en contacto a mujeres con hombres adinerados.

El Ashleyleak puede suponer una catástrofe para muchos de los 37 millones de usuarios de la plataforma, que verían como sus infidelidades salen a la luz ante los ojos de sus parejas, familiares y amigos.

Al igual que otros ciberataques sufridos por compañías de Internet, el móvil no es económico, sino ideológico. Los cibercriminales, autodenominados Impact Team, consideran Ashley Madison una amenaza para la moralidad y definen el portal como “una estafa con miles de perfiles de mujeres falsos”. Las reacciones en la Red han oscilado entre el rechazo a semejante ataque a la privacidad y la alegría de los más tradicionalistas, que afirman que los usuarios de la web merecen este “castigo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor