De la cienciología a la pedofilia: evolución de las causas de Anonymous

CensuraCloudEmpresasRegulaciónSeguridad
Anonymous

El grupo hacktivista, que esta semana anunció una cruzada contra la pederastia, ha dirigido sus ataques a objetivos muy diversos a lo largo de la historia.

Esta semana Anonymous publicaba un vídeo en el que anunciaban un nuevo objetivo a batir. En este caso se trataba de sitios webs con contenido pornográfico infantil, a cuyos autores, aseguraban, desenmascarían y sacarían a la luz. ¿Es esta nueva causa extraña dentro de la evolución de Anonymous? Conocidos sobre todo por sus acciones contra la censura de Internet como reacción a los arrestos relacionados con Wikileaks o el cierre de Megaupload, la cruzada contra la pederastia online puede parecer extraña. Pero no lo es.

Para empezar, ni siquiera es la primera vez que Anonymous ponen en el punto de mira a este tipo de sitios web: ya en octubre del año pasado anunciaron que no pararían hasta que no quedase ni uno de esos sitios en pie. Además, los ataques contra objetivos que no son puramente online han formado parte de la historia del grupo hacktivista desde que en 2007 sus acciones empezaron a tomar un cariz más político.

Ese año tuvo lugar la primera gran campaña de Anonymous contra, en este caso, una organización, que el grupo consideraba “maligna”. Una entrevista en vídeo con Tom Cruise publicada por la Iglesia de la Cienciología llamó la atención de los hacktivistas, que iniciaron en enero de 2008 una campaña de ataques DdoS contra los sitios webs de la organización religiosa. Esta cruzada continúa todavía, y desde Anonymous indican que no pararán hasta que la Iglesia de la Cienciología, a la que consideran un “cuerpo falso” que difunde “ideas fraudulentas” y comete violaciones de los derechos humanos, haya sido destruida.

Otros grupos malignos: neonazis y Monsanto

Desde aquel primer momento en el que Anonymous decidió utilizar su poder “para el bien”, la persecución de grupos u organizaciones a las que el colectivo considera malvadas ha sido una constante en sus actuaciones. En enero de este año, por ejemplo, el objetivo fueron varios grupos neonazis alemanes, por ser causa del nacimiento “del odio y del racismo mundial”. Entre los ataques, se creo una web en la que se detallaban los datos personales de los miembros de esos grupos, con nombre y apellidos y direcciones de correo electrónico.

Otra de las organizaciones a las que Anonymous da muchos dolores de cabeza es Monsanto, el gigante de biotecnología por sus “ataques continuos contra el suministro mundial de comida, así como contra la salud de quienes la comen”. El grupo hacktivista ha atacado la web de Monsanto en numerosas ocasiones, además de filtrar correos electrónicos de la organización o los datos personales de sus empleados.

Y además de todo esto están, cómo no, sus causas más sonadas: ataques contra las empresas que boicotearon a Wikileaks (como PayPal o VISA), otras contra grandes de la industria de los contenidos tras el cierre de Megaupload (con el lema “si Megaupload está caído, vosotros también”), y una participación muy activa en los movimientos de Occupy Wall Street, los “indignados” estadounidenses.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor