Decisiones más rápidas: Jugadores 1 – No Jugadores 0… pero no más imprecisas [Veredicto: ¿empate?]

Empresas
0 0

Al final tanto jugar con el ordenador y/o la consola van a servir pra algo.

Recientes estudios publicados en Current Biology demuestran que los que pasan unas horas de forma habitual enfrascados en determinados juegos de acción son capaces de desarrollar una respuesta más veloz a la hora de tomar decisiones que aquellos que no son habituales jugadores de ordenador/consola. Pero esto no significa que las decisiones tomadas sean las mejores o más acertadas. ¿Deseas saber más?

Los jugadores habituales de títulos de acción desarrollan la habilidad de tomar decisiones en ausencia de datos basándose en probabilidades que toman como referencia situaciones vividas con anterioridad en otras partidas. Así los videojuegos incrementarían la eficiencia con la que los jugadores afrontan los riesgos y toman decisiones pero ¿son estas acertadas?

Se planteó un test con dos grupos, uno de jugadores y otro de no jugadores, ante los que se mostraba una serie de puntos que se desplazaban aleatoriamente por una pantalla. Se les pidió reconocer un patrón en esos erráticos movimientos y predecir la dirección que tomarían. Esto implica reconocer la situación y plantearte si has visto lo suficiente como para tomar una decisión acertada.

Se descartó también que fuese un elemento influyente la velocidad de respuesta con la que presionar las teclas ralentizando los períodos de respuesta.

En términos de acierto ambos grupos obtenían resultados similares, pero los jugadores experimentados de videojuegos obtenían respuestas más veloces. Para descartar que el grupo de videojugadores no resultase ser una pandilla de individuos especialmente dotados por la naturaleza se tomó al grupo de no jugadores y se les “entrenó” durante 50 horas de partidas de videojuegos de acción resultando que sus “predicciones” comenzaron a experimentar mejoras notables.

La explicación biológica podría estar en una dualidad en cuanto al sistema de evaluación de probabilidades. Habría una parte que registraría la información relevante y una segunda función integraría esa información realizando un juicio de probabilidad de resultados. La práctica de los videojuegos ayudaría a mejorar la conexión entre esos dos procesos haciendo que en cada unidad de tiempo se transmita una mayor cantidad de información haciéndose además más cortos los períodos de evaluación.

Los videojuegos de acción, que no tienen una solución única a los conflictos de su desarrollo porque las situaciones planteadas no suelen repetirse, ayudarían en este proceso, pero el estudio todavía no ha concluido. ─Antonio Rentero [Science Daily]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor