Dell estaría dispuesto a incluir Mac OS en sus ordenadores

MacWorkspace

Si Apple Computer decidiera que Mac OS X saliera de sus confines, puede contar con Dell.

Con las recientes noticias de que Apple ha optado por Intel para sus procesadores, Dell ha expresado su interés en vender PCs basados en Mac OS X, según ha comentado en un correo electrónico publicado por la reviste Fortune ayer.

“Si Apple decide abrir Mac OS a otros, nosotros estaríamos contentos de ofrecerlo a nuestros clientes”, escribió Michael Dell, CEO de la compañía, en el correo electrónico. La noticia ha sido confirmada por el portavoz de Dell, aunque Apple no está manteniendo conversaciones con uno de los principales vendedores de PCs del mundo. “Mac OS sólo funcionará en Macs. Apple no tiene planes de vender el sistema operativo para que funcione en PCs”, ha escrito un portavoz de Apple en un correo electrónico como respuesta al ofrecimiento de Dell.

Sin embargo, el interés de Dell en Mac OS X ha despertado numerosas preguntas sobre cómo funcionaría un acuerdo de estas características. La actual estrategia de producto de Dell es conocida: el sistema operativo Windows de Microsoft y los procesadores de Intel para toda su gama de productos. Los ejecutivos de la compañía creen que este plan les permite mantener los costes tan bajos como es posible.

Sin embargo, Mac OS X, que tiene una base común con Unix y una gran reputación, podría despertar el interés de muchos directores de tecnologías de la información que buscan PCs de bajo coste fáciles de mantener. Y la posición de Dell como líder de cuota de mercado podría exponer a Mac OS al alcance de un amplísimo número de usuarios.

No obstante, en opinión de Roger Kay, analista de IDC, Apple no puede permitirse perder derechos sobre Mac OS. Si Mac OS pudiera haberse separado de del hardware de Apple, los hackers podrían tener copias piratas del sistema operativo, los que causaría un gran daño al modelo de negocio de la compañía, que enfatiza en el férreo control sobre la combinación de hardware y software.

Por otra parte, los intereses de Dell en Mac OS también son contrarios a la estrategia de esta compañía, que ha evitado utilizar chips de AMD por los costes adicionales en lo que tendría que incurrir a la hora de desarrollar y probar un producto nuevo. El soporte de un segundo sistema operativo supondría la formación de miles de trabajadores de Dell y la creación de un equipo de desarrollo de producto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor