Dentro de la casa más delgada del mundo

Empresas

Si pensabas que vivir en un par de metros era sinónimo de una madriguera de protección oficial es porque aún no has visto lo que con tan escueta anchura habitacional ha sido capaz de conseguir el arquitecto polaco Jakub Szczesny. Sí que es verdad que la longitud ya es más amplia y hablamos de dos pisos de altura, pero aun así el aprovechamiento del espacio es tal que dan ganas de buscar algún rincón así de escueto por el centro. Además al precio que está ahora la vivienda puede que salga más barato de lo que piensas.

Si todo el problema era cómo embutir un apartamento en menos de dos metros de anchura este polaco de impronunciable apellido lo ha conseguido.

Empecemos por localizar un hueco entre dos edificios que apenas deje espacio para pasar sin poder extender los brazos completamente. Ahí es donde se coloca una estructura autoportante con exterior formado por paneles termoaislantes en forma de buhardilla par aprovechar la luz.

El acceso se realiza mediante una escalera que se despliega mediante un mecanismo electroneumático de manera que al cerrarse permite el paso por el callejón hasta el soporte de la estructura. Una vez dentro accedemos a una planta baja con una zona de comedor (para pocas fiestas, eso sí), cocina y cuarto de baño. Una escalera adosada a la pared permite acceder a la planta superior donde hay un cama que ocupa todo el ancho de la vivienda y una zona de trabajo/estudio.

Bien iluminado a pesar de la estrechez, colores claros y líneas que facilitan ampliar la línea de visión en un interior que amplía a lo largo el espacio reducidísimo (1,2 metros en la parte más ancha, 73 en la más estrecha) y desde luego poco práctico si planeas formar una familia, aunque quizá más que suficiente para quien pasa todo el día fuera de casa y apenas necesita un pequeño espacio donde descansar no muy lejos del trabajo. ─[KR Properties]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor