Desarrollan en Reino Unido la “pizza saludable”

Empresas

Suelen decir que si no puedes ganarles únete a ellos, y esto es lo que parece que han decidido un profesor del departamento de nutrición humana de la Universidad de Glasgow, Mike Lean, y un empresario británico, Donnie Maclean, creando lo que ellos llaman “pizza saludable”. Esta pizza al parecer contiene el 30% de todos los macro y micronutrientes necesarios para un adulto, convirtiéndola en una alimento completo y saludable.

La idea es hacer un alimento que se pueda tomar en comidas y cenas continuamente sin efectos nocivos. Para ello sustituyen algunos ingredientes por otros más “saludables”, permitiendo bajar la concentración de algunos nutrientes y elevar la de algunos normalmente ausentes. Usan algas en la base, pimientos rojos en la salsa y algún que otro “truquillo” más.

Como nutricionista, cada vez que leo las demonizaciones y beatificaciones de comida me echo las manos a la cabeza. En sí, no existen alimentos buenos o malos, todo depende de la proporción en el conjunto de lo que comes y de quien eres.

Por tanto es igualmente absurdo hacer una pizza y decir que es un alimento completo y “perfecto” cuando lo que debemos comer depende muchísimo de como somos y nuestro estilo de vida. Además, cada día surgen estudios nuevos que cambian la nutrición constantemente, por lo que convencer de comer siempre un mismo producto en vez de tener variedad es lo peor.

No existe la comida basura, sólo existen los hábitos basura y el desconocimiento. Todo esto se deben únicamente a la falta de educación en algo tan imprescindible como es comer. Cada persona es un mundo, y al igual que hay alergias también diferentes alimentos les sientan diferente a la gente por genética y tipo de vida.

Una pizza en sí no es mala, igual que una hamburguesa, de hecho desde un punto de vista nutricional están muy bien pensadas pues cuentan con alimentos de casi todos los grupos. El problema son los excesos en algunos ingredientes y su procedencia.

Cualquiera que diga que ir a un restaurante de comida rápida es malísimo para la salud, sinceramente es un demagogo y no sabe de lo que habla. Nadie te obliga a pedirte un maximenu con bebida gigante, y normalmente en muchos de estos sitios es el único tipo de restaurante donde puede saber realmente la composición de lo que comes, permitiendo elegir sabiamente en vez de con la panza.

Pero bueno, por algo se empieza, de todas maneras es un buen ejemplo para crear alimentos preparados con menos excesos. Además como seguirá habiendo gente que pase de todo, al menos con estas pizzas se descontrolarán un poco menos. Aunque lo mismo luego la riegan tomándose litros de refrescos azucarados, creando un desastre. Sigue nuestro gizmoconsejo, come de todo y sé feliz. [BBC]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor