Descubierto un gen que podría regenerar partes del cuerpo [Veredicto: las que ya tenemos no… en principio]

Empresas

No sé cómo reaccionar ante esto. Podría decir “ooh, que linda”. O mejor “ooh, que lindas”. O directamente “puaj”. ¿Y a qué viene al caso esta imagen? Aunque parezca imposible, es aún más aterrador y, sin embargo, esperanzador: científicos británicos han descubierto el gen responsable de que los gusanos Planaria puedan regenerar incluso su cabeza y cerebro, y el próximo paso es… regenerar cabezas humanas. Has leído bien. Para más detalles (y ambos sabemos que quieres saber los detalles de este morboso asunto) puedes dar el salto y seguir leyendo.

Estos genes están en el interior de unas células madre presentes en todos los gusanos, incluso los adultos. Y en cuanto averigüen cómo estos genes funcionan en los gusanos, esperan poder hacer lo mismo con los humanos: podrían regenerarse órganos enteros, extremidades, incluso el cerebro. Desde luego, sería preferible la regeneración que hacer lo mismo que a los gusanos Planaria: cuando les cortas la cabeza, les surge otra (lo cual me lleva a preguntarme si se trata del mismo gusano)

El estudio lo están llevando el Doctor Aziz Aboobaker y su estudiante graduado Daniel Felix (también conocidos como Frankenstein e Igor). Bromas aparte, la línea de investigación es importante: de llegar a buen puerto, podría curar enfermedades serias.

“Si supiéramos que está ocurriendo cuando los tejidos se regeneran en circunstancias normales, podríamos empezar a pensar en la forma de reemplazar tejidos enfermos o dañados, tejidos y células de una forma organizada y segura, después de una lesión causada por un traumatismo o una enfermedad. Esto sería deseable para tratar la enfermedad del Alzheimer, por ejemplo,” dice el Doctor Aboobaker.

Esperemos que la investigación conduzca a algo y que podamos regenerarnos en el futuro. ¿Os imagináis? Huy, me he cortado el dedo, voy a untarme un poco de gen de gusano. Y al día siguiente tienes otro. (Sí, ya, no creo que sea tan fácil). También podrías emborracharte a muerte todos los fines de semana y luego regenerar tu cerebro. ¿Se os ocurren más usos? Lo que espero es que no acabemos regenerando cosas que ya tenemos, y acabemos con tres brazos o dos cabezas como la… las pobres tortugas. —Javier G. Pereda [The Register]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor