Descubre cuan finas son tus hostias filipinas con el sensor Shockbox

Empresas

En numerosos deportes, recibir golpes en la cabeza es relativamente normal. Por ahora sólo se realiza una protección pasiva usando cascos protectores de todo tipo, pero en caso de accidente o golpe grave, normalmente no hay manera posible de saber cuan peligroso ha sido y si el deportista ha sufrido daños. Gracias al sensor Shockbox ya es posible comprobarlo sin esperar a ver a alguien tendido en el suelo sin moverse.

La idea es bien sencilla, un sensor con acelerómetros, baterías recargables y bluetooth, lo colocas pegado al casco por fuera o por dentro y en cuanto se produzca un golpe, mandará los datos pertinentes a un smartphone.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=AHvgeRwJ4Ow[/youtube]

Tiene un alcance de 100 metros y funciona tanto en iOS como Android y Blackberry. La aplicación del smartphone será la encargada de procesar los datos y decir cuan fuerte ha sido el golpe, avisando de si es grave o no.

Además te dirá si es necesaria la atención médica y los pasos a seguir para valorar la lesión, incluyendo posibles síntomas, tests de equilibrio y memoria, y pruebas simples como “¿Cuántos dedos ves aquí?”. Todo pensado para hacerlo rápidamente en pleno campo de juego.

Por tener tiene hasta los teléfonos de contacto de los servicios de emergencia y de cada usuario. Sí, porque la aplicación permite conectar simultáneamente hasta 128 sensores y controlar así equipos enteros.

Shockbox ya está disponible y cuesta 150 dólares, quizás un poco caro para lo que realmente es, pero a falta de otras alternativas lo cierto es que en caso de accidente resulta bastante más barato y tranquilizador que no llevarlo. [Gizmag]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor