Descubre la terrorífica ciudad sumergida en Bioshock

Workspace

Take-Two te lleva al infierno con un juego mezcla de FPS y RPG en el que te verás encerrado en una ciudad sumergida llena de misterios y seres espeluznantes.

La historia en la que se basa el juego es una de las más originales que se han escuchado últimamente en el mercado de videojuegos, plagado de secuelas y adaptaciones cinematográficas. El juego se desarrolla en el año 1960. El avión en el que viajas se estrella en medio del Atlántico y descubres una extraña ciudad submarina conocida como Rapture, llena de cadáveres de seres humanos deformados y casi monstruosos.

Rapture fue construida por un soviético llamado Andrew Ryan en el año 1946 con la intención de crear una ciudad para la élite cultural del mundo, una ciudad en la que vivirían los mejores artistas, científicos, ingenieros y deportistas de todo el planeta. Esta élite podría dedicarse a vivir y a realizar sus obras sin verse sometida a las imposiciones de gobiernos, religiones y otros órganos de poder.

Ahora Rapture está a punto de derrumbarse tras haber sufrido una guerra terrible motivada por descubrimientos científicos desarrollados en ella. Dichos avances, estaban relacionados con una sustancia química que podía mejorar genéticamente a las personas para realizar tareas extraordinarias más allá de sus capacidades físicas. Una mujer llamada Tenenbaum descubrió una especie de babosa marina de la cual se extraía una sustancia llamada ADAM que permitía realizar esas modificaciones genéticas, pero que acabó rompiendo el equilibrio social existente en la ciudad y dio lugar a la guerra.

Desafortunadamente estas mejoras físicas trajeron consigo trastornos psicológicos y genéticos, dando lugar a determinados seres en Rapture: los denominados “Splicers”. El objetivo: sobrevivir y descubrir el misterio de Rapture, para lo cual el jugador tendrá a su disposición armas convencionales como las propias modificaciones genéticas creadas a partir del Adam. El jugador deberá cosechar o rescatar (dependiendo la opción que elija y que le llevará a un final distinto en el juego) a las recolectoras del ADAM, unas escalofriantes niñas denominadas “Little Sisters”. Estas niñas están protegidas por un poderoso monstruo: el “Big Daddy”, al que habrá que eliminar para llegar a ellas y hacerse con la preciada sustancia.

La libertad de actuación es enorme. De hecho Irrational Games, desarrolladores de Bioshock, ha destacado que una guía para terminar el juego sería muy complicada debido al gran número de decisiones que se pueden tomar para resolver cada situación.

La jugabilidad es excepcional, así como la música, compañero perfecto para los escalofriantes escenarios de Rapture.

BioShock para Xbox 360 es, definitivamente, uno de los mejores juegos que se han probado últimamente y que llegará hasta final de año como uno de los top ten de la lista de los más vendidos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor